La plantilla de Torraspapel consigue el apoyo de las administraciones catalanas

stop

La Generalitat y el Ayuntamiento de Sarrià de Ter asegura que buscan alternativas al cierre de la planta de Girona

07 de mayo de 2014 (18:04 CET)

La plantilla de Torraspapel ha conseguido un posicionamiento público de las administraciones catalanas a favor de la continuidad de la planta catalana de Sarrià de Ter (Girona). El consejero de Empresa i Ocupació, Felip Puig (CiU), ha relatado en la sesión de control al Govern de este miércoles que trabaja "desde hace meses" en encontrar una alternativa al cierre de la factoría. “La empresa está en una situación muy frágil”, se señalado en su intervención.

De forma paralela a mantener la factoría a flote, la Generalitat prepara el escenario por si la papelera debe cerrar el centro de trabajo. “Estudiamos proyectos industriales alternativos o complementarios a otros grupos interesados”, ha confesado Puig en el Parlament.

Reforma energética

El Ayuntamiento del municipio, liderado por el diputado de ERC Roger Torrent, fue el primero en anunciar el apoyo a la plantilla. Las dos administraciones han coincidido en achacar los problemas económicos de Torraspapel a la reforma energética que ha firmado el ministro de Industria, José Manuel Soria (PP). “El gobierno catalán no sólo la ha intentado moderar, nos hemos opuesto a ella de forma radical”, ha señalado el consejero.

La dirección del grupo papelero, integrado en la multinacional Lecta, anunció a finales de abril que iniciaba un periodo de negociación con el comité de empresa para buscar una alternativa viable al futuro de la factoría afectada. Es la menos productiva de la compañía.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad