La radial R-4 entre Madrid y Ocaña entra en quiebra

stop

INFRAESTRUCTURAS DEFICITARIAS

Rafael Del Pino, presidente de Ferrovial | EFE

14 de septiembre de 2012 (18:30 CET)

La autopista radial R-4 entre Madrid y Ocaña ha solicitado este viernes ante los Juzgados de lo Mercantil de Madrid el concurso voluntario de acreedores, al no poder afrontar el pago de la deuda de 575 millones de euros que vencía el próximo 28 de septiembre.

Se trata de la segunda vía que solicita el concurso después de que a comienzos de año lo hiciera la que une Madrid y Toledo. Además, la pasada semana las también autopistas radiales de Madrid R-3 y R-5, solicitaron el preconcurso, un proceso por el que se dan tres meses para negociar con los bancos y tratar de evitar así la suspensión de pagos.

La R-4 Madrid-Ocaña está controlada al 55% por Cintra (Ferrovial), mientras que Sacyr cuenta con una participación del 35% y la antigua Caja Castilla-La Mancha, con el 10% restante.

Sin ayudas de Fomento


La radial pide el concurso después de que haya prorrogado en hasta cuatro ocasiones a lo largo de este ejercicio el acuerdo de espera que había alcanzado con sus bancos sobre el pago del préstamo, la última, el pasado junio.

Con estos aplazamientos buscaba esperar a que el Ministerio de Fomento diseñara medidas de largo plazo para solventar la situación de estas vías. El departamento que dirige Ana Pastor tiene articulada una cuenta de compensación y una línea de préstamos participativos para paliar la situación de estas autopistas.

No obstante, la R-4 no ha recibido de Fomento la cuantía que ha solicitado de estas dos ayudas, en línea con lo que ya manifestaron en el mismo sentido los propietarios de la R-3 y la R-5.

Un sector en quiebra

La R-4, de 98 kilómetros de longitud se puso en servicio en abril de 2004. En el primer trimestre de este año registró 4.555 usuarios diarios, un 10,6% menos que en el mismo periodo de 2012, según los datos del Ministerio de Fomento.

Entre el resto de autopistas que actualmente presentan desequilibrios económico-financieros figuran la Cartagena-Vera, la que conecta Madrid con el aeropuerto de Barajas y la otra radial, la R-2 Madrid-Guadalajara.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad