La reivindicación de Pimec convence al empresariado catalán

stop

La patronal está cerca de colgar el cartel de completo en su acto para denunciar el hartazgo de los ejecutivos por la creciente presión fiscal y la crisis

13 de marzo de 2014 (19:54 CET)

El empresariado catalán está harto con la situación económica. Instituciones y Administraciones Públicas (especialmente, el Gobierno estatal) han anunciado a bombo y plantillo las cifras macroeconómicas que muestran cierta recuperación. Y, a pesar de las peticiones de contención, se ha desatado el optimismo por el cambio de tendencia. Pero la inmensa mayoría de empresarios --es decir, pymes y autónomos-- no han notado un impacto en sus libros de contabilidad. Es más, ven como la presión fiscal irá in crescendo. La patronal catalana Pimec ha sabido recoger esta esta sensación y organizar un acto empresarial que, a una semana vista, se prevé un éxito.

La patronal ya cuenta con 900 personas inscritas en el Diguem prou (Digamos basta) que se celebrará el próximo 19 de marzo. Espera que el Palacio de Congresos de Catalunya se llene hasta la bandera para dar un toque de atención, básicamente, a la clase política del país. A toda, desde los ayuntamientos al Estado, para que apliquen políticas favorables a sus intereses.

Acto empresarial

Prevé que se reúnan en la misma sala un máximo de 1.200 empresarios para quejarse “de cuatro subidas de la Seguridad Social en poco tiempo, de la energía que es cada vez más cara y no se sabe cómo se tiene que presupuestar porque la ley no se ha definido o que la simplificación administrativa sólo funciona sobre el papel”, relata el presidente de la patronal, Josep González.

Será una reivindicación puramente económica. La organización asegura que se trata de un acto empresarial en el que no hay espacio (ni se entendería) para cualquier otro tipo de llamada política.

Participación de otras patronales

Pimec ha informado de sus intenciones por carta a las otras patronales con presencia en Catalunya. Desde Foment del Treball a los autónomos de ATA. La invitación se limita a abrir las puertas a todos los empresarios que quieran sumarse.

La patronal de la pequeña y mediana empresa intenta huir de personalismos. Asegura que su objetivo simplemente es dar respuesta al hartazgo que existe entre los ejecutivos en un marco que sea lo más cómodo posible para todos ellos.

También se han enviado misivas a los presidentes del Gobierno, Mariano Rajoy (PP), y al de la Generalitat, Artur Mas (CiU). Así como a los dos principales sindicatos, CCOO y UGT de Catalunya.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad