La Seda pierde 212 millones, el 204% más

stop

La compañía en concurso de acreedores señala que los resultados son fruto del descenso de actividad y el deterioro de las filiales

15 de noviembre de 2013 (17:59 CET)

La Seda de Barcelona (LSB) ha elevado sus pérdidas el 204,4% al cierre del tercer trimestre. Sus números rojos llegan a los 211,6 millones de euros hasta septiembre. Las ventas también han caído, pero de forma más sostenida que los resultados de explotación. El grupo ha facturado 753,3 millones de euros hasta septiembre, el 19,1% menos que el mismo periodo del ejercicio anterior.

La cúpula de la química en concurso de acreedores reconoce que los beneficios antes de impuestos (Ebitda) caen sustancialmente debido al incremento de los gastos de explotación por el registro de las garantías que el grupo ha dado a dos de sus filiales. Los 8,6 millones aportados a Simple y otros 30,5 millones para Artelia. Esta partida, ha crecido de los 29,7 millones hasta los 166 hasta septiembre. Además, el test de deterioro de las filiales se saldó con una aportación de 123,8 millones de euros.

Divisiones

La actividad que mejores resultados aporta a LSB es el negocio químico. El Ebitda de Industrias Químicas Asociadas (IQA) se ha disparado el 258,3% hasta los 6.668 millones de euros. Continúa prácticamente a plena ocupación de la actividad productiva. Precisamente, una de las unidades de negocio en venta en el marco del proceso concursal.

La división de embalaje (Packaging) es la que centra la atención del actual propietario de la compañía, el grupo portugués BA Vidrio. Ha cerrado el tercer trimestre con unos resultados antes de impuestos el 4,6% menores al mismo período del ejercicio precedente. Alcanzan los 35.531 millones de euros. La empresa reconoce a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que las ventas han caído el 4,8% por la reducción de grandes clientes y las operaciones para preparar mejor los equipos de las 13 sociedades del grupo.

En cuanto al negocio de plástico PET (el que se utiliza para envases) y PET reciclado, las ventas brutas han caído el 25,5%. El Ebitda se ha situado en los 430 millones de euros, el 117,6% menor que el mismo periodo del ejercicio 2012. Eso sí, ha mejorado su margen el 3%.

Mejor final de año

La dirección de LSB prevé que esta última división abandone los números rojos a finales de año “como consecuencia de las acciones realizadas en la mejora del control de costes”. También se muestra optimista en el negocio químico. Tiene una mayor diversificación de los productos fabricados y prevé mejorar el margen, señala al regulador.

El mercado que espera cierta estabilidad es el del packaging. Por lo que estima cerrar el ejercicio con casi las mismas cifras que ha presentado hasta el momento.

Propuesta avanzada de convenio

LSB ha presentado una propuesta avanzada de convenio con sus acreedores. Básicamente, entidades financieras. Espera superar el proceso concursal entre finales de este año y principios de 2014. Espera los negocios por partes para que la compañía resultante sea de nuevo viable.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad