DIA ficha a Matthias Raimund como director de Operaciones. Foto: EFE/JL

La solución mágica de DIA: precios todavía más bajos

stop

La cadena de supermercados activa la primera fase de su plan estratégico: abaratar los productos de su marca blanca

11 de febrero de 2019 (17:16 CET)

DIA ha comenzado la primera fase de su nuevo plan estratégico. La cadena de supermercados apuesta por una bajada de precio en sus productos de marca blanca en España, con la que pretende recuperar cuota de mercado después de un 2018 de fuertes caídas en ventas.

Así lo ha apuntado un portavoz de la compañía, que ha explicado que ya se ha procedido a abaratar 200 referencias de diferentes categorías. La apuesta, en caso de tener éxito, se extenderá en una segunda fase durante el primer semestre de 2019.

La empresa controlada por Mikhail Fridman está inmersa en una grave crisis en el plano financiero desde hace meses. Con este nuevo proyecto, diseñado por su actual consejo de administración, pretende mejorar sus datos operativos con un aumento de las ventas para recuperar así cuota de mercado en España.

DIA: adiós a las promociones

El principal cambio de este plan pasa por dejar atrás las promociones que cambiaban semanalmente. La solución, en cambio, es girar hacia una rebaja de precios prolongada en el tiempo y centrada en su marca blanca.

Las líneas maestras ya se intuyeron hace unos días, cuando la compañía presentó el documento para el período 2018–2023. En el plan, presentado el pasado viernes públicamente, ya se especificaba esta apuesta por “invertir en los precios mientras se reducen las promociones”.

Fuentes del grupo señalaron que hasta ahora la gran cantidad de promociones que variaban semanalmente añadían complejidad a su red de 3.474 supermercados en España, dejando fuera las marcas Clarel y Max Descuento. El objetivo, insisten, es “simplificar” y mejorar la eficiencia de la compañía.

Un año para olvidar

El grupo DIA vivió en 2018 el peor año de su historia. Acabó el ejercicio con unas pérdidas de 352,6 millones de euros y ya ha anunciado un ERE, que afectará a un máximo de 2.100 trabajadores en España y el cierre de 300 tiendas en el país.

La actualidad de la cadena de supermercados está marcada por la opa sobre la compañía anunciada por Fridman, su principal accionista, quien controla el 29 % del capital a través de la sociedad LetterOne.

El magnate ruso propone una ampliación de 500 millones de euros, frente a los 600 millones de recapitalización que plantea el consejo de administración.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad