La trama de corrupción policial del 'caso Macedonia' salpica a la joyería Rabat

stop

CORRUPCIÓN POLICIAL

Esteve Rabat (derecha) con su abogado, en la puerta de la joyería de Barcelona

08 de febrero de 2012 (14:49 CET)

Desde primera hora de la mañana de este miércoles, los Mossos de Esquadra investigan por orden del magistrado del juzgado de instrucción número 1 de Barcelona, Joaquín Aguirre, si los obsequios con los que la trama del caso Macedonia sobornó a cargos policiales en Catalunya se compraron en la joyería Rabat.

Presuntamente, el narcotraficante y confidente Manuel Guitérrez-Carvajo compró varios relojes y otras piezas de lujo en el establecimiento para corromper a altos cargos de varios cuerpos policiales. Esta operación, que se inició a finales de 2010, ha salpicado tanto a los Mossos d'Esquadra como a la Policía Nacional y la Guardia Civil en Catalunya.

El mismo propietario de la joyería, Esteve Rabat, ha explicado a varios medios de comunicación que Aguirre intenta casar las facturas que tienen en el establecimiento con determinados momentos de la presunta trama corrupta. “Es complicado, ya que las compras sospechosas las hicieron varias personas y en distintos establecimientos”, afirma Rabat. La joyería tiene tiendas en Barcelona y Madrid. Asimismo, ha detallado que algunas adquisiciones "se hicieron hace bastante tiempo”. 

No es la primera vez que el juzgado de instrucción número 1 pide la colaboración de Rabat. El joyero afirma que “hace meses” ya les solicitaron información. “Les damos todo lo que tenemos”, añade.

Imputaciones

Las pesquisas del magistrado han terminado con la imputación de varios agentes. La supuesta trama corrupta se desmontó en octubre de 2010, cuando detuvieron al subinspector de la policía autonómica, Josep Ranea, junto con el sargento Mauricio Llupis y el agente José Antonio Molina.

Desde entonces, Aguirre ha puesto el ojo incluso en en el comisario de investigación de la policía autonómica, Josep Lluís Trapero, que ha sido investigado. También está imputado el subinspector y jefe de la unidad anticorrupción de los Mossos d'Esquadra, Antoni Salleras.

Además del caso Macedónia, Gutiérrez-Carvajo también está implicado en la investigación judicial de los casos Riviera y Saratoga.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad