El presidente de Telefónica José María Álvarez-Pallete.

La UE estudia multar a Telefónica por incumplir en la compra de E-Plus

stop

Bruselas acusa a Telefónica Deutschland de incumplir las condiciones de su compra de E-Plus, que puede acarrear multas del 10% de su beneficio

Madrid, 22 de febrero de 2019 (14:00 CET)

La Comisión Europea ha acusado este viernes a Telefónica de incumplir las condiciones de su compra de E-Plus. En concreto, la CE ha enviado este viernes un pliego de cargos a la operadora por incumplir las medidas correctivas que prometió adoptar para obtener el visto bueno de las autoridades comunitarias para la adquisición.

En este caso, la empresa que no habría llevado a cabo los compromisos es la filial alemana, Telefonica Deutschland, según se informa en un comunicado. De probarse que en no se siguieron las estipulaciones en la compra, podría acarrear una multa de hasta el 10% de los ingresos anuales de Telefónica Deutschland o la revocación de la autorización de Bruselas.

El Ejecutivo comunitario cree que la filial alemana de Telefónica no ha implementando correctamente su obligación de ofrecer servicios mayoristas de 4G a todos los actores del mercado interesados a los "mejores precios bajo condiciones de referencia".

Es la primera vez que Bruselas envía un pliego de cargos a una empresa acusándole de no respetar los compromisos pactados para conseguir autorización de la Comisión Europea para una transacción, lo que implica la apertura de una investigación para determinar si efectivamente existe un incumplimiento.

Posibles problemas de competencia en Alemania

La Comisión Europea autorizó en julio de 2014 la compra de E-Plus por parte de Telefónica Deutschland después de haber realizado una investigación en profundidad ante la sospecha de que la fusión provocaría problemas de competencia en Alemania, debilitaría la posición de los operadores virtuales y se traduciría en un aumento de los precios.

El visto bueno de Bruselas estaba supeditado, en particular, a que Telefónica cediese el 30% de la capacidad de red de la empresa resultante de la fusión a uno o varios operadores virtuales para garantizar la competencia en el mercado alemán de telefonía móvil.

Telefónica dispone ahora de un plazo que finaliza el próximo 5 de abril para responder a las acusaciones del Ejecutivo comunitario. La filial alemana asegura que ha actuado "de acuerdo a lo establecido".

"Los compromisos de las partes el las decisiones de fusiones son cruciales para garantizar una competencia efectiva tras la operación. Necesitamos que se cumplan totalmente y tomarnos en serio cualquier caso en el que las compañías pueden no hacerlo, por eso hemos enviado hoy este pliego de cargos", explica la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager.

Hemeroteca

Telefónica
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad