Javier Pérez Dolset en 2009, en la presentación de la película Planet 51, con el entonces ministro Miquel Sebastián, Esperanza Aguirre e Ignacio González. / EFE

Lalo Azcona y la familia Lara atrapados ante los Pérez Dolset en Zed

stop

El futuro de la tecnológica española Zed Worldwide está en manos de un administrador judicial holandés

Josep Maria Casas

Javier Pérez Dolset en 2009, en la presentación de la película Planet 51, con el entonces ministro Miquel Sebastián, Esperanza Aguirre e Ignacio González. / EFE

Barcelona, 14 de enero de 2017 (21:24 CET)

Zed Worldwide pasaba por ser la empresa española puntera en contenidos de telefonía, videojuegos y películas de animación. Desde el pasado junio se encuentra en concurso de acreedores. Fundada por la familia madrileña Pérez Dolset, en su accionariado se incorporaron el fondo de inversión norteamericano Veronis, Banco Santander, Juan Abelló, la familia Lara y un grupo de minoritarios encabezados por el periodista Lalo Azcona, si bien tan sólo estos dos últimos han decidido plantar cara a Javier Pérez Dolset, que continúa como presidente y consejero delegado de la compañía.  

El Grupo Planeta, de la familia Lara, y diversos directivos de Estudio de Comunicación, liderados por Lalo Azcona, han solicitado desde el pasado octubre tres juntas de accionistas para echar a Javier Pérez Dolset del consejo de administración. Ninguna se ha celebrado. La cuarta la ha convocado el Registro Mercantil de Madrid para el próximo 20 de enero. Para que se acuerde el cese de Pérez Dolset, deberería comparecer el administrador judicial de Zed , la empresa matriz radicada en Holanda, que controla el 77,7% de la española.

Aferrado a la presidencia  

Javier Pérez Dolset intenta aferrarse como sea a la presidencia de Zed Worldwide. En enero de 2015, fue cesado del consejo de la matriz Zed por administración desleal y, en su lugar, los tribunales holandeses designaron a un administrador judicial. Por este motivo, el futuro de Pérez Dolset está en manos de éste administrador judicial holandés, según indican fuentes de los accionistas.  

Hasta ahora, ni el administrador holandés ni los juzgados mercantiles números 9 y 11 de Madrid, donde se tramita el concurso de acreedores de la española Zed Worldwide y de dos de sus participadas, han pedido el cese de Pérez Dolset como presidente y consejero delegado de la compañía. No obstante, todo podría cambiar a partir de este 20 de enero.  

En noviembre pasado, el Juzgado Mercantil número 11 nombró al despacho barcelonés Rousaud Costas Duran como administrador judicial de Zed Worldwide, aunque mantuvo a Pérez Dolset en su puesto de presidente y consejero delegado. Un portavoz del mencionado despacho confirma a Economía Digital que estarán presentes en la junta de accionistas del 20 de enero.

Estas fuentes añaden que, en estos momentos, están elaborando el informe provisional del concurso de acreedores a partir de la documentación que les facilita la empresa. Han tenido más suerte que los accionistas minoritarios, que se quejan de que Pérez Dolset se la ha negado, e incluso que Carvajal Asociados, los auditores nombrados el pasado julio a instancias del Registro Mercantil de Madrid. Una representante de la auditora, Belén Carvajal, confirma que apenas han tenido acceso a documentación.  

La deuda se estima en cerca de 300 millones de euros

Fuentes de los accionistas apuntan que Zed Worldwide acumula una deuda de cerca de 300 millones de euros, de los cuáles 200 millones serían con la banca –especialmente, ING, BBVA y Santander– y el resto con proveedores y Hacienda.  

Los accionistas minoritarios no sólo piden el cese de Javier Pérez Dolset, sino también que presente las cuentas de los ejercicios de 2014 y de 2015, tal como se puede leer en el orden del día de la junta prevista para este 20 de enero. Desconocen la situación real de la empresa. Según las cuentas individuales de 2014, Zed Worldwide cerró el ejercicio con un resultado negativo de cerca de 45 millones de euros.

Sus orígenes se remontan a LaNetro  

La empresa tiene sus orígenes a mediados de los noventa con el portal LaNetro. En 1999, triunfaron con el videojuego Commandos y, en 2004, adquirieron Zed y se apostó por los contenidos de telefonía móvil. En 2009 produjeron la película de animación Planet 51.  

Algunos accionistas minoritarios, como Lalo Azcona y otros directivos de Equipo de Comunicación, lo son desde los tiempos de LaNetro, el embrión de Zed Worldwide. Disponen entre un 1% y un 3%. Uno de ellos confiesa que su participación ha ido menguando con el paso de los años y que, por la falta de información, no sabe que porcentaje representa. Por cierto, la CNMV ha autorizado la OPA de Indra sobre Tecnocom, que tiene entre sus accinistas a Lalo Azcona.  

Fracasó la Operación Zeus

El Grupo Planeta se incorporó al accionariado de Zed Worldwide en 2006. Invirtieron 100 millones de euros y tienen una participación del 20%. En 2012, colocaron un representante en el consejo de administración, pero aguantó menos de un año, hasta que lo echaron por oponerse a la llamada Operación Zeus. Así se denominó a la operativa diseñada por Pérez Dolset para crear una matriz en Holanda, Zed , con la intención de que cotizase el Nasdaq norteamericano. Nunca lo consiguió.  

A la holandesa Zed se traspasaron las acciones de la española Zed Wolrdwide –excepto las de Planeta y las de los directivos de Estudio de Comunicación– y entraron nuevos inversores rusos del sector tecnológico. Juan Abelló, a través de Torreal, y  Banco Santander se mantienen en la sociedad holandesa. En estos momentos, el 77,7% de Zed Worldwide está controlado por Zed , para cuyo consejo se designó al mencionado administrador judicial holandés.  

Javier Pérez Dolset se ha visto envuelto en los últimos meses en diversas polémicas. Asegura tener un inversor chino, la empresa Down Galaxy, pero sus críticos mantienen que es puro cuento. Este medio solicitó la versión de la dirección de Zed Worlwide pero desde esta empresa declinaron hacer comentarios.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad