Las bases de los sindicatos catalanes marcan distancia con el independentismo

stop

Las cúpulas remarcan que sólo defienden el derecho a decidir y que el debate social no quede supeditado al nacional

29 de abril de 2014 (21:18 CET)

El abrazo de los dos secretarios generales de UGT y CCOO en Catalunya con Omnium Cultural, entidad que defiende a capa y espada el derecho a decidir y la consulta soberanista, ha levantado polvareda entre las bases de las formaciones. El primero en recoger el guante de este malestar ha sido el máximo responsable de UGT en el Vallès Occidental (BCN), Josep Sancristòfol. En un acto celebrado este martes en Sabadell, el sindicalista ha reclamado que se haga una reflexión profunda sobre qué implica alinearse con las tesis que defiende el Govern de la Generalitat.

“Se debe pensar hacia dónde nos lleva y qué es realmente lo que busca”, ha indicado en el discurso.

Fractura social

Sancristòfol ha remarcado que el derecho a decidir de las izquierdas es el de “pronunciarse sobre las relaciones laborales, pero el debate actual no va por este camino”. También ha cargado contra “los empresarios independentistas que aplican alegremente la reforma laboral en sus empresas” y ha pedido mucho ojo con los denominados movimientos transversales. “También dicen que lo son el Frente Nacional francés o el Nuevo Amanecer griego”, ha declarado.

“El problema actual del país no es una ruptura territorial, es el de una fractura social”, ha sentenciado. Por ello, el sindicato comarcal pide que los esfuerzos se centren en esta dirección.

Debate social sin supeditar al nacional

Las cúpulas de ambas organizaciones aseguran que el malestar no se ha transformado en una contestación de las bases y matizan el contexto de la polémica imagen. “Es posible que alguien quiera vincular nuestra defensa al derecho a decidir con un apoyo al independentismo, pero no es así”, ha remarcado el secretario general de CCOO de Catalunya, Joan Carles Gallego, en declaraciones a este medio.

La organización prioriza el debate social, especialmente en la víspera del 1 de mayo, día internacional del trabajador. Marca como primordial que no quede supeditado al debate nacional, “como algunos sectores persiguen”, declara Gallego. Unas declaraciones en línea a lo que se defiende desde la cúpula de UGT en Catalunya.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad