La compañía que lidera Rafael del Pino ganó 189 millones entre enero y junio de este año.

Las constructoras ganan un 47% más pese al tropiezo de sus gigantes

stop

Acciona impulsa los resultados globales, y sus números positivos contrastan con las grandes pérdidas que han presentado Ferrovial y OHL. También ACS ha logrado menores beneficios

Economía Digital

La compañía que lidera Rafael del Pino ganó 189 millones entre enero y junio de este año.

Barcelona, 31 de julio de 2016 (19:01 CET)

Este ha sido un semestre agridulce para las principales constructoras españolas: mientras que Acciona sonríe por sus plusvalías, otras como Ferrovial y OHL han tenido graves pérdidas en sus ingresos. En total, las seis principales firmas del sector (ACS, Acciona, Ferrovial, FCC, OHL y Sacyr) han ganado un 47% más respecto al mismo período del 2015. Hablando en plata, el beneficio neto conjunto ha sido de 1.294 millones de euros.

Los ingresos conjuntos han sido de 30.224 millones de euros, según informaron a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Sin embargo, esta cifra ha sido un 6,5% menor que el semestre anterior por la diferencia en los tipos de cambio.

La que ha catapultado estos resultados ha sido el desempeño de Acciona, que ha logrado 596 millones de euros de beneficios, gracias a las plusvalías por la venta de Acciona Wind Power a Nordex.

ACS, el grupo presidido por Florentino Pérez, ha tenido un beneficio de 388 millones de euros, pero ha sido un 4,7% menor al del 2015, cuando se incluyeron resultados excepcionales por temas financieros. Aunque sus ventas fueron de 16.387 millones, las variaciones del tipo de cambio del peso mexicano y el dólar australiano hicieron caer los resultados en un 8,2%.

Caen Ferrovial y OHL

Ferrovial viene de capa caída en estos seis meses: su beneficio fue de 189 millones, un 29,1% menos comparado con la primera parte del 2015, sobre todo por las consecuencias del "brexit", y debido a que el 73% de las ventas de la empresa se concretan en el exterior.

Este primer semestre dio algo de oxígeno a FCC, que tuvo 54,8 millones de beneficios, cuando un año atrás había registrado pérdidas por 11,9 millones. La clave ha sido la reducción de los gastos financieros. Por la caída de la actividad de la construcción, el grupo controlado por Carlos Slim tuvo una caída del 8,7%.

OHL ha tropezado en estos seis meses: su beneficio se redujo un 94,3%, arañando los tres millones, debido a un mayor pago de impuestos y a las pérdidas de 102 millones por la operación de un centro hospitalario de Montreal (Canadá).

Y en el caso de Sacyr, su beneficio de 64,4 millones de euros significa un ascenso del 4,4% respecto al primer semestre del 2015, y lo han logrado gracias a la favorable evolución de las actividades de Concesiones, Servicios e Industrial.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad