Las grandes eléctricas juegan al escondite con Soria

stop

REFORMA ENERGÉTICA

José Manuel Soria en un acto de KPMG | EP

21 de mayo de 2012 (20:57 CET)

La relación entre el Gobierno y las grandes eléctricas españolas (Endesa, Iberdrola y Gas Natural) sigue marcada por el tira y afloja. La primera reforma energética ha causado daños en las cuentas trimestrales de las compañías y el malestar de ellas hacia el Ejecutivo de Rajoy es evidente tras recortar bruscamente la distribución eléctrica en España.

Ayer mismo, los tres presidentes de las grandes eléctricas fueron los grandes ausentes en un acto del ministro Soria. ¿Plantón? Casualidades de la vida o no, ninguno de ellos acudió mientras sí lo hicieron otros empresarios de la talla de José Manuel Entrecanales (Acciona), Baldomero Falcones (FCC), José Folgado (REE) y otros empresarios de calado del panorama español. Eso sí, fue el presidente de la patronal Unesa, Eduardo Montes, en representación del sector.

Las diferencias entre lo que quieren las grandes eléctricas y el Gobierno son palpables. Por un lado, Endesa, Iberdrola y Gas Natural pretenden recuperar todo el dinero dejado de ingresar por los 24.000 millones de déficit de tarifa acumulados en los últimos años, y que se corte el grifo de las primas a las empresas renovables, sobre todo a la industria fotovoltaica y termosolar, para que deje de incrementarse el sobrecoste de la energía.

Por otro lado, el Gobierno tiene muy claro que el objetivo es acabar con el déficit de tarifa en 2013. Las primeras medidas ya fueron encaminadas hacia ello y todos los actores del sector se vieron perjudicados de alguna forma. Desde las eléctricas, con el recorte a la distribución, hasta las renovables, con un parón a las primas, pasando por todos los consumidores, que vieron como el 1 de abril subió un 7% la tarifa de la luz.

Tasa nuclear e hidráulica

Según fuentes del mercado, lo que buscan las grandes eléctricas es meter todo el pressing posible en Industria para que la segunda reforma energética les afecte lo menos posible. El ministro José Manuel Soria, aseguró en una comida organizada por Europa Press y KPMG, que tiene pensado que la segunda reforma salga a la luz en la segunda quincena del próximo junio, en la que incluirá seguramente una serie de impuestos que podrían ir a la generación nuclear e hidráulica. “Habrá fiscalidad pero no sé en qué tipo de energías”, señaló Soria.

Esta medida que se baraja desde hace varios meses no se había llevado a cabo debido, entre otros aspectos, al lobby que han hecho las grandes compañías y su patronal Unesa. Ahora todos los esfuerzos de las eléctricas van dirigidos a parar cualquier tipo de medida que afecte a sus cuentas, a cobrar en cuanto puedan los miles de millones que les falta del déficit de tarifa y a conseguir una nueva subida de la tarifa de la luz en julio.

Subida de tarifa, sin fecha

El ministro Soria se refirió a la posible subida de la tarifa eléctrica del primero de julio. “En algún momento tendrá que subir”, aseguró Soria sin poder afirmar si será el próximo julio o en la revisión de octubre a la espera de que se produzca la subasta de precios.

En el sector se habla de que la subida de la tarifa se realizará de manera que no cree una alarma social y se reparta una subida del 10% entre las revisiones de julio y alguna del segundo semestre.

Más problemas con las renovables

Las palabras del ministro no gustaron en el sector de las energías renovables. Fuentes del sector han asegurado que la segunda reforma traerá más inseguridad jurídica y ven la solución propuesta por el Gobierno de repartir el pastel del déficit como una medida cortoplacista. “Lo mejor para todos es que no hubiese más reformas”, afirmaron las fuentes que desconfían por completo de la actitud del Gobierno.

Hoy la patronal fotovoltaica UNEF se presenta en sociedad con una nueva ejecutiva y está previsto que presione de alguna manera a Industria para que no se siga perjudicando a las renovables, que según las compañías peligran miles de puestos de trabajo.
 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad