Las ofertas por el negocio de embalaje de La Seda superan los 300 millones

stop

Anchorage, Plastipak y Petainer presentan ante notario su oferta definitiva para APPE

29 de octubre de 2014 (20:39 CET)

El concurso de acreedores de La Seda de Barcelona llega a su etapa final. Los tres grupos que han llegado a la última fase de adjudicación del negocio más rentable de la compañía, el de embalaje (packaging), han entregado este miércoles en el Juzgado de lo Mercantil 1 de Barcelona y ante notario un sobre cerrado con las ofertas definitivas para hacerse con el negocio. Los importes son por ahora secretos, pero fuentes del proceso indican que el valor que los tres grupos dan a la compañía está por encima de los 300 millones de euros.

Este precio supera de lejos la primera valoración que el administrador concursal, Vicente Estrada de Forest Partners, hizo de la filial denominada APPE, que era de 210 millones. El fondo oportunista Anchorage y las sociedades Plastipak y Petainer, dos empresas con experiencia en el sector, han tenido que llegar a este importe si no querían quedar fuera de la adjudicación.

Condiciones indispensables

Estrada marcó como condiciones indispensables de la oferta vinculante que los interesados asumieran los créditos laborales, los importes que se usarán para los bonos y planes de pensiones que se ofrecen en los centros de trabajo de APPE por todo el mundo; los créditos públicos; las líneas de leasing y circulante (incluidos los créditos comerciales) y que aprobara una partida de contingencias.

La adjudicación final de la división de embalaje de La Seda se realizará la semana próxima. Por ahora, el administrador concursal debe hacer un último informe en el que valore las tres ofertas con el que la titular del Juzgado de lo Mercantil 1 de la capital catalana, Yolanda Ríos, adjudique finalmente APPE.

Unidades productivas


El proceso de liquidación de esta división se inició el pasado julio. APPE es una de las compañías de referencia en Europa en producción de envases para distintos usos, especialmente de plástico PET (el negocio original de La Seda). La adjudicación incluye, entre otros, los centros de trabajo de Francia, Alemania, Países Bajos, Iberia y las acciones del grupo en las filiales de Polonia y Turquía, que se han vendido a parte en el marco del concurso de acreedores.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad