Las patronales sanitarias catalanas buscan una fusión

stop

El Govern instó al Consorci de la Salut y a La Unió a crear un organismo único

28 de julio de 2013 (12:39 CET)

El conseller de Salut, Boi Ruiz, era el presidente de La Unió, una de las patronales sanitarias, antes de acceder al Govern. Ahora, desde el propio Govern, el Ejecutivo de CiU ha buscado una salida unitaria para las patronales del sector. Y en ese proceso está inmersa La Unió, que tiene algunos centros sanitarios privados con ánimo de lucro, y el Consorci de la Salut i Social de Catalunya (CSC), que tiene centros públicos y privados, pero sin ánimo de lucro.

La idea es lograr un único organismo en 2014, en el marco de una negociación compleja, que ha impulsado el Govern, como admite el presidente del CSC, Manel Ferré.

“Hemos tenido diferentes reuniones con la cúpula de La Unió, y estamos avanzando posiciones, con la voluntad de llegar a algún acuerdo”, asegura Ferré, que dirige una entidad que agrupa a proveedores del sistema concertado de la sanidad catalana, con una tradición municipalista.

El Govern considera que no tiene sentido la existencia de dos patronales, con el objetivo de simplificar estructuras, y desde la asunción de una realidad, y es que las dos patronales comparten menos de la mitad de los asociados.

Presión sindical

El hecho es que, además, existe una importante presión de los sindicatos sanitarios, que querrían eliminar las patronales del sector. Sobre esa propuesta, Manel Ferré la considera “totalmente inasumible”, porque las patronales se dedican, a su juicio, a defender a sus asociados y no son intermediarios ni gestores. “En el momento en el que estamos, de crisis y en un escenario muy complicado, propuestas de ese tipo son irrealizables e inasumibles, y hay que asumir la realidad”, asegura Ferré.

Ferré insiste, en una entrevista en Europa Press, que el dinero de las patronales procede de los asociados, y “en ningún caso proviene de los contratos con el Servei Català de la Salut (CatSalut)".

Pero el sector sanitario catalán vive una situación convulsa, con casos de irregularidades, que son objeto de investigación, a través de una comisión parlamentaria. Precisamente, este lunes finalizan las comparecencias en el Parlament, con la participación del propio conseller Boi Ruiz.


Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad