De izquierda a derecha, Joaquim Boadas, secretario general de la Asociación Internacional de Ocio Nocturno; David López, presidente de la Asociación Frente Marítimo de Barcelona y Jana Sonego, directora técnica de Audiotec, en el acto de entrega de los ga

Siete locales que Colau quería cerrar reciben galardones

stop

Siete locales de ocio nocturno que la alcaldesa Colau amenazó con precintar por ruido reciben premios internacionales por su seguridad y cualidad acústica

Josep Maria Casas

Economía Digital

De izquierda a derecha, Joaquim Boadas, secretario general de la Asociación Internacional de Ocio Nocturno; David López, presidente de la Asociación Frente Marítimo de Barcelona y Jana Sonego, directora técnica de Audiotec, en el acto de entrega de los ga

Barcelona, 20 de abril de 2018 (04:55 CET)

Siete locales de ocio nocturno del frente marítimo de Barcelona han recibido un galardón por su seguridad y calidad acústica. Estos locales son Pacha, Shôko, Bestial, Carpe Diem, Opium Mar, Ice Mar y Agua, a los que precisamente el ayuntamiento de Ada Colau amenazó hace dos años con el precinto por considerarlos ruidosos.

La Asociación Internacional de Ocio Noctuno les ha concedido el distintivo Double Excellence por la seguridad y calidad acústica. Esta asociación empresarial se fundó en 2012 en Barcelona. Su secretario general es el abogado Joaquim Boadas, relacionado con otras asociaciones de empresarios de ocio nocturno y expresidente del Girona FC.

La empresa Audiotec certificó que estos siete locales reúnen las condiciones por las que se les ha otorgado el distintivo. Por lo que se refiere a la seguridad, deben disponer de un protocolo para evitar las agresiones sexuales, de equipos para la reanimación cardiaca o de alcoholímetros a disposición de los clientes. Los empleados también han tenido que superar un curso de seguridad que incluyó un simulacro de atentado terrorista.

Los clubs que Colau amenazó con el cierre por ruidosos presumen ahora de calidad acústica

Por lo que se refiere a la acústica, entre otras medidas se exige a los locales disponer de doble puerta y emitir menos de 45 decibelios sobre el ambiente exterior. También deben tener protectores acústicos para los oídos a disposición  de los clientes o de los trabajadores que se encuentren en zonas donde se superen los 90 decibelios.

A finales de 2015, el ayuntamiento precintó los equipos de música de las terrazas de estos clubs nocturnos del frente marítimo. Se vieron obligados a quitar la música en las mesas del exterior de sus locales. La decisión les causó un perjuicio económico. Fuentes empresariales indican que la facturación cayó cerca de un 20% y que, por este motivo, se perdieron más de un centenar de puestos de trabajo.

Dos de los clubs nocturnos ( Pacha Barcelona y Opium Mar) pertenecen al grupo Costa Este, de los hermanos Ramón y Javier Bordas. Otros dos (Bestial y Agua) forman parte del grupo Tragaluz, liderado por Rosa María Esteva. Los locales de este tramo del frente marítimo, llamado Marina Village (a la derecha del Hotel Arts), se explota en régimen de concesión municipal.

Hemeroteca

Ada Colau
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad