Los cargos de confianza del metro de BCN ganan el doble que el resto de la plantilla

stop

TRANSPORTE PÚBLICO

Trabajadores de TMB en una huelga para pedir días de descanso.

13 de enero de 2012 (21:49 CET)

Los sueldos de los cargos de confianza del metro de Barcelona han hecho saltar por los aires la última negociación entre la empresa y los sindicatos para ahorrar 56 millones de euros en el metro y los autobuses de Barcelona. Los sindicatos han abandonado la mesa tras pedir información, sin éxito, sobre los salarios de los consejeros, cargos de confianza y partidas de dietas y complementos.

Uno de los pocos datos que la empresa ha hecho públicos es la masa salarial de los trabajadores fuera de convenio (en su mayoría cargos de confianza, según los sindicatos). El metro y los autobuses gastan 22 millones de euros anuales por mantener a 296 trabajadores, lo que supone una media de 74.000 euros al año. El gasto medio que la empresa destina a los trabajadores con convenio se ubica en los 40.000 euros al año, según han explicado los sindicatos.

Los representantes de los trabajadores consideran que la empresa recorta de manera desigual: congela los salarios de la mayoría de los trabajadores, pero mantiene altos sueldos y dietas para su personal de confianza. “Los directivos no quieren oír ni hablar de mayores recortes en los trabajadores fuera de convenio”, explica Miguel Ángel Arias, presidente del comité de empresa de los autobuses de Barcelona.

TMB ha explicado que los trabajadores con convenio cobran horas extras (una ventaja de la que no disponen los que no tienen convenio) y que han sufrido un recorte de entre el 5% y el 15% de su salario durante los últimos meses.

Servicio en peligro

La falta de un acuerdo para recortar los 56 millones ponen en peligro la viabilidad del servicio de transporte en Barcelona, según ha explicado la empresa. Si no se retoma el acuerdo en los próximos días, la compañía deberá proponer medidas más drásticas por vía judicial.

“Nos parece que la empresa tiene que recortar en lujos y no en sueldos de trabajadores. Han echado a 36 trabajadores temporales pero se gastaron dos millones de euros en el sistema de sonido para anunciar las paradas en los autobuses. También se ha gastado 5,6 millones en unos terrenos para ampliar cocheras cuando está eliminando líneas”, explica el delegado de la CGT, Saturnino Mercader.

La empresa comenzó este fin de semana con el plan de recortes que implica la eliminación de cuatro líneas de autobuses (31, 35, 105 y 158) y la reducción de horarios en las líneas de autobuses de barrio. TMB reconoce que es la primera vez en la que se negocia un recorte en el poder adquisitivo de los trabajadores puesto que plantea no aplicar los aumentos de sueldo acordados en convenios anteriores.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad