El presidente de GB Foods, Artur Carulla. EFE/Susanna Sáez

Los Carulla liquidan el negocio asiático de GB Foods

stop

El fabricante de Gallina Blanca termina con las empresas indias y chinas heredadas con la compra de Watanmal en mayo de 2017

Barcelona, 24 de julio de 2019 (04:55 CET)

El asalto de GB Foods al continente africano vino con letra pequeña. El fabricante de Gallina Blanca y Avecrem adquirió el grupo Watanmal en 2017 con el objetivo de expandirse por África. La apuesta salió bien y el grupo incrementó los beneficios al ritmo del 75% en los últimos dos ejercicios, pero también la obligó a cerrar las unidades de negocio que no veía rentables: es el caso de la división asiática, con importante presencia en India y China.

Según consta en las memorias del conglomerado que preside Artur Carulla, durante el primer trimestre se procedió a la liquidación de las sociedades GB Foods Hong Kong Limited y GB Foods India Trading Private Limited. Los mismos documentos admiten el cierre de las sedes en China e India, que ocupaban a un total de 80 empleados.

La presencia era especialmente importante en India, donde se concentraban hasta 67 trabajadores del grupo catalán. La razón: la adquirida Watanmal era de origen indio, aunque su presencia fuera esencialmente en territorio africano. Ahora, GB Foods decidió bajar la persiana en su lugar de nacimiento.

GB Foods heredó las sedes de India y China con la compra de Watanmal en 2017

La decisión se apoya en argumentos económicos. La filial hongkonesa perdió 1 millón de euros en 2018 mientras que su homóloga india sólo ganó 216.000 euros, cifras modestas frente a los 52,5 millones de euros que el grupo ganó en el año.  La factura también incluye sendas ampliaciones de capital que la firma española tuvo que afrontar en 2017 para reforzar las dos sociedades: GB Foods Hong Kong recibió 27,6 millones y GB Foods India recibió otros 2,1 millones de euros.

Fuentes no oficiales de la empresa explican a Economía Digital que ambos centros se heredaron con la adquisición de Watanmal. Además, señalan que las funciones que sigan siendo de interés para el conglomerado se centralizarán ahora en las oficinas centrales en L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona) y en la delegaciones africanas abiertas con la compra, especialmente la nigeriana, que experimentó un "gran crecimiento" en los últimos meses.

La nota positiva de comprar Watanmal

Si la renuncia al mercado asiático fue la sombra, la compra de Watanmal de la mano del fondo Helios Investment Partners por 187 millones está llena de luces. Más allá de elevar los beneficios desde los 27,9 millones de 2016 hasta los 52,5 millones de 2018 también logró incrementar las ventas África, que se incrementaron desde los 270,4 millones hasta los 318,5 millones de euros en sólo un ejercicio. Fueron el motor del incremento de la facturación total, que escaló desde los 730,9 millones hasta los 758,4 millones de euros de un año para el otro.

Así, la adquisición ya comienza a ser rentable para la sociedad que dirige Ignasi Ricou. Escogió no repartir dividendos, pero ya gana dinero en muchos de los mercados del continente: los beneficios ascienden a 1,2 millones en Algeria, 4,6 millones en Nigeria o 3,2 millones en Ghana. Menores son las ganancias en Togo (7.000 euros), Guinea (5.000 euros), Camerún (6.000 euros) o Malí (11.000 euros).

Después de Watanmal, GB Foods cerró en mayo la compra de Continental Foods

No obstante, el foco de GB Foods se dirige hacia Europa. Tras dos años en el radar, la empresa catalana cerró en mayo la compra de Continental Foods por alrededor de 1.000 millones de euros al fondo CVC Capital Partners. Logra incorporar marcas como LiebigRoyco Erasco, con arraigada presencia en el centro de Europa. También gana fábricas en Puurs (Bélgica), Le Pontet y Lievin (Francia); y Lübeck y Kaltenkirchen (Alemania). Se adelantó a la polaca Maspex, también inmersa en la carrera por el conglomerado.

En un comunicado, Ricou celebró que la adquisición era un "hito estratégico en la historia" de GB Foods, ya que se creaba una plataforma de negocios "significativamente más robusta y diversificada totalmente centrada en el desarrollo de sólidas marcas locales".  Asesorado por AZ CapitalPwc y Clifford Chance, el grupo catalán valoró la complementariedad de los mercados. Mientras concentra su actividad en EspañaItalia África, Continental Foods es fuerte en BélgicaFranciaAlemaniaSuecia Finlandia.

“Estamos muy ilusionados por haber entablado negociaciones con un grupo con un perfil y una cultura muy similares a los nuestros”, dijo Ricou. Con una facturación de unos 400 millones de euros y más de 1.000 empleados, la empresa adquirida opera en cinco mercados europeos clave: Bélgica, donde también está ubicada su sede central, Francia, Alemania, Suecia y Finlandia.

Hemeroteca

Carulla
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad