Los farmacéuticos catalanes temen más impagos del Govern

stop

CatSalut ha anunciado algunos problemas para hacer frente a la factura de septiembre que asciende a 107 millones de euros

15 de octubre de 2013 (19:27 CET)

Las farmacias de Catalunya han alertado en diversas ocasiones de su complicada situación ante el retraso en el pago de facturas por parte de la Generalitat. Esta problemática se agrava, ahora, con la incertidumbre de que CatSalut pueda hace frente a los 107 millones correspondientes a los medicamentos dispensados el pasado septiembre.

De no ingresar esta cantidad, la deuda del Govern con los farmacéuticos catalanes superaría ya los 400 millones de euros.

El Ejecutivo que lidera Artur Mas ha anunciado este martes que dispondrá de 1.700 millones menos de los solicitados a través del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA). Este ajuste por parte del Gobierno central --tal y como se esfuerza a remarcar la Generalitat-- podría castigar, de nuevo, a la red de farmacias.

Ahogo financiero

El peligro de que crezca el nivel de endeudamiento se centra, sobre todo, en que muchas boticas ya se encuentran al borde de la quiebra después de haber llenado los estantes de medicamentos con sus bolsillos.

Para evitar que los cierres se produzcan y con el objetivo de cobrar, al menos, los 107 millones de septiembre, el Consell de Col·legis de Farmacèutics de Catalunya está negociando con CatSalut. Quiere impedir, a toda costa, que los impagos crezcan. Pero no hay ninguna garantía segura, de momento.

La asfixia de este colectivo viene motivada por --además de las recetas de septiembre cuyo desembolso está pendiente todavía-- las facturas pendientes de noviembre y diciembre de 2012 y las de mayo de este año que, en principio, se cubrirán con un plan ICO que no ha llegado, ni se espera en un corto espacio de tiempo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad