Los franquiciados de DIA en cuatro países dan otro golpe a la cadena

stop

Los afectados por el negocio de DIA en Brasil anuncian una querella por estafa similar a la emprendida en España. El resto de países estudia demandas laborales como la iniciada en Brasil

Protesta de franquiciados de supermercados DIA.

Madrid , 24 de mayo de 2016 (01:00 CET)

Los franquiciados arruinados por la franquicia DIA en España, Portugal, Brasil y Argentina acaban de concluir una reunión de abogados internacional para pactar una estrategia legal común ante las irregularidades que --según explican— ha cometido la cadena de supermercados española.  

Los abogados de los franquiciados afectados se han reunido en Sao Paulo con el fiscal del estado de Sao Paulo, José Carlos Blat, que ha pedido prisión para el expresidente Lula Da Silva, y con el diputado Carlos Gianazzi, quienes perciben que hay indicios para suponer que la cadena de supermercados DIA habría podido incurrir en ilícitos fiscales y en estafa contra sus franquiciados.  

Por ello, el diputado y el fiscal de Brasil han acordado remitir informes y documentación a la fiscalía, la policía federal y al organismo responsable de la recaudación de impuestos en Bel país.

Los afectados en Portugal y en Latinoamérica valoran presentar querellas contra la cadena de supermercados, tal como se ha hecho en España. Los franquiciados arruinados aseguran que el modelo de negocio de DIA está pensado para que la cadena obtenga beneficios a costa del franquiciado que asume un modelo de negocio imposible de rentabilizar.  

DIA asegura que las denuncias judiciales no tienen recorrido y explica que los franquiciados arruinados por la marca son una minoría. La cadena asegura que se enfrenta a un grupo de abogados que sólo quiere sacarles dinero.

Pero los afectados por la escasa rentabilidad de las tiendas DIA suelen tener las mismas quejas. Dicen que los márgenes no ofrecen rentabilidad para el franquiciado y que la cadena presiona para que el franquiciado venda cada vez con más descuento, aunque se sacrifiquen los márgenes.  

Querella masiva

En España, decenas de franquiciados quebrados se han querellado contra la marca por estafa. Ahora, los afectados en Brasil, Argentina y Portugal preparan una vía similar. "Celebramos una audiencia pública con afectados, el fiscal y el diputado Gianazzi pero los representantes de DIA no se presentaron. Estamos convencidos de que el negocio es una estafa para los franquiciados y llegaremos hasta las últimas consecuencias", explica Ángelo Agulha, vicepresidente de la asociación de afectados en Brasil.  

Los franquiciados arruinados por el negocio han estudiado la demanda que ha impulsado el abogado David Perales y a la que se ha agregado la asociación de afectados de franquicias de supermercados Asafras en España. "En mi opinión, la cadena tiene la intencionalidad de que el negocio quiebre para hacerse con el aval de los franquiciado y traspasarlo de uno a otro", explica David Perales, el abogado impulsor de la querella.  

Los contratos laborales

En Brasil, DIA ha sido denunciada por establecer relaciones laborales al margen de la ley. Actualmente enfrenta una denuncia colectiva en la que un grupo de ex trabajadores de franquiciados piden a la marca unos 39 millones de reales (algo más de 10 millones de euros).  

DIA ya ha recibido una demanda similar en Francia, donde ha sido condenada a pagar salarios caídos e indemnización a un exfranquiciado que argumentaba haber trabajado directamente para la cadena por medio de una relación laboral encubierta. La justicia le dio la razón.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad