La sede del Grupo Planeta, en el número 662 de la Avenida Diagonal de Barcelona. EFE

Los Lara inflan el precio de la sede de Planeta para zafarse del Sabadell

stop

La familia Lara trata de colocar el inmueble a precios muy superiores que los del mercado tras enfrentarse con el Sabadell por la valoración

Carles Huguet

Economía Digital

La sede del Grupo Planeta, en el número 662 de la Avenida Diagonal de Barcelona. EFE

Barcelona, 07 de julio de 2018 (04:55 CET)

La familia Lara anda a la greña con el Sabadell, y la histórica sede de Planeta en la Diagonal barcelonesa es el principal punto de discusión. Propiedad de Inversiones Hemisferio, la patrimonial de la estirpe catalana, se vislumbra como moneda de cambio ante la abultada deuda que la sociedad arrastra con la entidad. El problema es que las valoraciones del inmueble que hacen unos y otros son radicalmente opuestas.

Por ello, antes de entregar el edificio a la entidad, los Lara han puesto en marcha una venta acelerada del producto, informó hace un mes El Confidencial. El precio de partida: 200 millones de euros. Muy superior a las proyecciones del banco, que ronda los 150 millones, y del consenso del mercado. "Se creen que tienen el mejor bloque de Barcelona", critican fuentes del sector.

Con 26.500 metros cuadrados repartidos en nueve plantas, el inmueble no aspira a este nivel de precios que sí puede alcanzar, por ejemplo Diagonal 640, propiedad del fondo Deka y para muchos el mejor edificio de la ciudad. "El de Planeta, en cambio, necesita por lo menos 20 millones de euros de inversión para modernizarlo", comparan.

La cantidad que exigen los Lara y las prisas del Sabadell por cerrar una transacción que ya está pactada pero no firmada hacen que el mercado sea escéptico. De hecho, auguran que la venta no se realizará y el edificio cambiará de manos en favor de la compañía presidida por Josep Oliu.

Además del activo inmobiliario, Inversiones Hemisferio también entregará 70 millones de acciones en acciones para condonar un pasivo que alcanza los 270 millones. La deuda total de la sociedad ronda los 650 millones de euros al sumar todos los bancos.

Riesgo de concurso

A pesar de la entrega, la empresa patrimonial que dirige José Crehueras sobrevuela el concurso de acreedores. La principal razón: la devaluación de la inversión en el propio Sabadell. Accionistas desde 2001, los Lara llegaron a controlar el 5,1% de un banco que abandonarán cuando firmen la operación.

En las cuentas de 2016 --las últimas disponibles en el Registro Mercantil-- revelan que la firma familiar valora la inversión en 264 millones, 400 millones menos del coste inicial.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad