Los trabajadores de Nissan en Barcelona protestan contra el cierre de la fábrica. Foto: Efe/EFE/ Alejandro García

Los trabajadores de Nissan llevan su protesta al consulado de Japón

stop

Los trabajadores de Nissan protestan un día antes de que Japón anuncie la suerte definitiva de los centros de producción en España

Lorena Martín

Los trabajadores de Nissan en Barcelona protestan contra el cierre de la fábrica. Foto: Efe/EFE/ Alejandro García

Barcelona, 27 de mayo de 2020 (16:04 CET)

Los trabajadores de Nissan en Barcelona han llevado este miércoles sus protestas ante la sede de la Unión Europea y el consulado de Japón en la capital catalana. Se trata de una nueva movilización ara evitar el cierre de la planta barcelonesa.

El fabricante de automóviles japonés ha dado pistas este miércoles de su futura clausura al comunicar su nueva estrategia junto a Renault y Mitsubishi. Ésta deja prácticamente sin opciones a la planta catalana puesto que la compañía japonesa planea retirarse de Europa y ceder el liderazgo de la fabricación de furgonetas a su aliado francés.

Además, la hoja de ruta la compañía nipona pasa por el despido de 20.000 empleados en todo el mundo, según reveló hace unos días la agencia japonesa Kyodo. El centro de producción de la Zona Franca cuenta con unos 3.000 trabajadores, por lo que el cierre de la planta catalana solo se prevé una pieza más del drástico recorte que la empresa plantea en el planeta.

Todos los trabajadores que ven peligrar sus empleos han salido a las calles este miércoles. Con mascarillas y respetando la mayoría las distancias de seguridad, se han desplazado hasta la sede de la Unión Europea y el consulado de Japón en Barcelona. Allí han enarbolado una gran pancarta con el lema "Nissan: Basta de mentiras! Exigimos un futuro real" y carteles con la etiqueta #FuturoParaNissanYa.

La movilización precede al anuncio de la dirección de Nissan en Japón sobre su estrategia para los próximos años en todo el mundo, que se comunicará mañana, jueves. Entonces será cuando se conozca la suerte casi definitiva de las planta catalana de Zona Franca, y de los centros de Montcada i Reixac y Sant Andreu de la Barca. Hasta 25.000 familias dependen de estas instalaciones entre empleos directos e indirectos.

Los trabajadores de Nissan en Barcelona en su protesta su protesta ante la sede de la Unión Europea y el consulado de Japón en la capital catalana. Foto: Efe
Los trabajadores de Nissan barceloneses protestando ante la sede de la UE y el consulado de Japón. Foto: Efe

La ministra de Industria, Reyes Maroto, asegura que existe margen aún para que Nissan renuncie a cerrar su planta en Barcelona. Además, confía en el resultado de las negociaciones que el Gobierno continúa manteniendo con la dirección en Japón.

El Govern ve viable Nissan si hay compromiso

El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha asegurado este miércoles que "la producción de Nissan en Cataluña es totalmente viable si todo el mundo se compromete", refiriéndose a sus plantas en la de Zona Franca de Barcelona.

Según Aragonés, su Ejecutivo ya aseguró que estaba "dispuesto a comprometerse" con Nissan al respaldar con ayudas el proyecto de una futura planta de pinturas.

El vicepresidente catalán ha dejado claro, no obstante, que todas las decisiones que se tomen se tendrán que hacer con respeto "a los derechos de los trabajadores". Añade también que el ejecutivo catalán estará "al lado de la plantilla" y de las empresas proveedoras de esa planta, en alusión al empleo indirecto que genera.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad