Los trabajadores de Panrico de Santa Perpètua de Mogoda rechazan el pacto del Govern

stop

CONFLICTO LABORAL

Josep Maria Álavrez, UGT Catalunya

18 de febrero de 2012 (16:01 CET)

Los trabajadores de Panrico de Santa Perpètua de Mogoda (Barcelona), han acordado este sábado en asamblea rechazar el plan de viabilidad de la factoría propuesto por el Departament de Treball y convocar una huelga indefinida que empezará el próximo jueves. Desde el comité de empresa, en el que tiene mayoría CCOO, han explicado que unos 300 participantes han elegido por mayoría desmarcarse de una iniciativa que significa un recorte del 25% de sus salario, entre otros. Asimismo, aseguran que habrá movilizaciones para intentar evitar el más que probable cierre de la factoría.

La dirección, encabezada por Joan Casaponsa, ya afirmó el jueves al conocer la propuesta de la Generalitat que “atendiendo a la situación actual de pérdidas, la decisión más lógica sería el cierre”. Aunque en el mismo comunicado, el único que han hecho desde que se inició el conflicto hace tres meses, aceptaban la hoja de ruta si obtenía luz verde de la representación de los trabajadores.

Por otro lado, UGT de Catalunya, con mayoría en el comité intercentros, también ha convocado a los empleados de Panrico afiliados al sindicato este sábado. La asamblea ha estado encabezada por el secretario general de la central, Josep Maria Álvarez, quien ha pedido el voto favorable de los trabajadores a la propuesta de mediación de la Generalitat. Según ha explicado, es la manera de mantener abierta la factoría y mantener los 464 empleos que hay en juego.

Referéndum

Los representantes de UGT han aceptado participar en el referéndum convocado este martes por la Generalitat. De esta forma, el Govern pretende que sean los casi 650 empleados de Panrico los que decidan sobre el futuro de la factoría del Vallés Occidental, ya que aseguran que su desaparición también afectará al funcionamiento de los ocho otros centros que tiene la compañía en Catalunya. Principalmente porque la única fábrica en territorio catalán es la de Santa Perpétua de Mogoda, la más antigua del grupo.

Panrico perdió otros 200 millones de euros en 2011. A finales de año se formalizó el cambio de propiedad con la entrada del fondo Oaktree, que está en pleno proceso de reestructuración de la actividad para regresar a los números azules.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad