Los trabajadores de Panrico votan este sábado el cierre de Sevilla

stop

Los sindicatos firman un preacuerdo con la dirección del centro que incluye el traslado de trabajadores a otras factorías, prejubilaciones y bajas incentivadas. Se esperan más ajustes laborales

Panrico en Santa Perpètua de Mogoda (BCN)

08 de junio de 2012 (12:38 CET)

Los 184 trabajadores de Panrico en Sevilla votarán este sábado en asamblea si aceptan el principio de acuerdo que han alcanzado el comité de empresa de la factoría y la dirección del grupo, encabezada por Joan Casaponsa.

El pacto incluye la recolocación de una parte importante de la plantilla en otros centros productivos de la compañía. Básicamente, irán a la factoría de Puente Genil (Córdoba), aunque algunos trabajadores también se trasladarán a la fabrica de Santa Perpétua de Mogoda (Catalunya), tal como explican fuentes sindicales. Asimismo, inlcuye un plan de prejubilaciones y bajas incentivadas.

Supervivencia del grupo


El cierre de la planta de Sevilla se enmarca en el proceso de reestructuración industrial de Panrico para garantizar su supervivencia, tal como asegura la empresa en un comunicado. Destacan que el objetivo de Casaponsa es garantizar el mayor número de puestos de trabajo, aunque dejan la puerta abierta a futuros ajustes.

La cúpula de la compañía de alimentación tiene que cerrar plantas de producción o ajustar la plantilla de más centros para ser viable, aseguran otras fuentes conocedoras del proceso de transformación a Economía Digital. Comentan que aún sobran unos 400 empleos en todo el país.

En el mismo comunicado, el grupo explica que también tendrán que invertir en dotarse de unidades de producción más optimizadas y competitivas ante la actual coyuntura de mercado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad