Concentración de taxistas en las inmediaciones del recinto ferial de Ifema, en Madrid. EFE/ Chema Moya

Madrid alinea las competencias de los taxis con Uber y Cabify

stop

El gobierno regional de Madrid flexibiliza la normativa de los taxis

Barcelona, 09 de abril de 2019 (19:12 CET)

Los taxis de Madrid podrán cobrar por plaza y ofrecer tarifas cerradas antes de iniciar el viaje, como hacen las VTC Uber y Cabify. Se trata de una de las nuevas medidas que entra en el nuevo reglamento aprobado por la Comunidad de Madrid, con el objetivo de flexibilizar y racionalizar este tipo de transporte, a la vez que se niega a tocar la normativa de VTC.

La nueva normativa articula el concepto del "taxi compartido": los servicios podrán precontratarse por plaza y pagar individualmente, lo que posibilita que varios usuarios tomen un mismo taxi. Los taxistas podrán recoger a otros viajeros durante sus trayectos, incluso en otros municipios, siempre que el destino final de los pasajeros sea la misma localidad. 

La mayoría de asociaciones de taxistas disponen actualmente de app para móviles, redes sociales o plataformas como Whatsapp que permiten un contacto previo con los colectivos, por la que la normativa permitirá precontratar los servicios de taxi y fijar el precio del viaje antes de empezar el trayecto. 

También se contempla la simplificación de los trámites y los requisitos necesarios para obtener una licencia de taxi; el tipo de documentación que los taxistas deben llevar a bordo, e incluso poder pagar el viaje con tarjeta de débito y crédito. 

La nueva normativa mantiene en pie la guerra entre las VTC y el taxi

La modificación de la normativa de los taxis responde al acuerdo al que llegaron el gremio y el gobierno regional de Ángel Garrido, después de los paros de taxis del pasado enero. La nueva normativa ha sido diseñada en un proceso participativo con las principales asociaciones de taxis, y entrará en vigor una vez se publique en el Boletín Oficial de Madrid (BOCM).

Por otro lado, en los acuerdos del pasado enero, el gobierno regional se negó a regular las VTC, una decisión que los taxistas han decidido afrontar por sí solos: uniendo sus principales emisoras en una plataforma conjunta

La presencia de VTCs como Uber o Cabify en Madrid había sido señalada por los taxistas como competencia desleal, por lo que se espera que entre las modificaciones se incluyan medidas para combatir el intrusismo y la obstrucción de otras empresas sobre el negocio del taxi. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad