Una tienda de Mango en un centro comercial en España.

Mango se expande en Francia gracias a las megatiendas

stop

Mango abre cuatro tiendas de 1.000 metros cuadrados en Francia, y el 24% de los locales en el mundo han sido adaptados a este concepto

Barcelona, 09 de junio de 2017 (14:27 CET)

Mango refuerza su apuesta por las megatiendas para expandirse por Francia. En vez de locales pequeños en los cascos históricos, prefiere presentar comercios de amplias superficies en centros comerciales, tanto en ciudades pequeñas como grandes.

El último local que ha abierto la firma catalana es un punto de venta en Illzach, una localidad de Alsacia muy cerca de Basilea (Suiza) y Friburgo (Alemania). Allí el establecimiento cuenta con más de 1.000 metros cuadrados de superficie, y presenta las últimas tendencias de las líneas Woman, Man y Kids.

Para junio está programada la apertura de la 26ª megatienda en Francia. Se trata de un local en el centro comercial Salanca, a 12 kilómetros de Perpiñán, en el sur del país.

Hace pocas semanas, Mango abrió las tiendas en las ciudades de Anglet y Cormontreuil, de 900 y 830 metros cuadrados, que distribuyen todas las líneas de la textil. La primera se encuentra entre Biarritz y Bayona, en el departamento de los Pirineos Atlánticos (a poca distancia del País Vasco). En cuanto a la segunda, pertenece a las urbanizaciones que rodean a Reims, en la región de Champaña-Ardenas.

Otras poblaciones francesas como París, Burdeos, Estrasburgo, Marsella y Grenoble cuentan ya con este concepto de tienda puesto en marcha a nivel mundial en 2013. La textil tiene actualmente 202 puntos de venta en todo el mundo con estas características y ha transformado ya el 24% de sus locales como megatienda en los últimos tres años.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad