Mas utiliza a las 'patronales políticas' para rechazar que el empresariado esté en contra de la independencia

stop

HACIA EL 27S

Romeva, Mas y Junqueras, en un mitin en Castelldefels

Barcelona, 03 de septiembre de 2015 (23:01 CET)

Artur Mas y una buena parte del núcleo duro de Convergència Democràtica cometieron un error en 2012. Daban por descontado que CiU –todavía Unió seguía el guión-- obtendría la mayoría absoluta. La jugada se consideraba perfecta: la Diada de 2012 había demostrado que "el pueblo de Cataluña" estaba dispuesta a dar el paso.

¿Y qué ocurrió? Mas se dejó doce diputados. El argumento que se ofreció es que el independentismo no quería verse representado sólo por una fuerza política, y que era importante que ERC subiera hasta los 21 diputados.

Aquella percepción –que se demostró equivocada-- se desea trasladar ahora al campo empresarial. Mas sacó pecho este jueves en un mitin electoral en Castelldefels, con Raül Romeva, y Oriol Junqueras. Aseguró que los empresarios están a su lado, y que es falso que el mundo económico esté en contra de la independencia.

Contra la ficción

Tenía a su favor el apoyo mostrado por distintas patronales, y cámaras de comercio, y algunos economistas –es cierto que con prestigio internacional, como Jordi Galí-- en un acto en la Pedrera, donde se difundió un comunidado a favor del proceso ante el 27S. "La mayoría de empresarios están a favor de la independencia, porque la mayoría de empresarios son los que estaban en la Pedrera", aseguró. Y calificó de "falsedad" que ese colectivo esté en contra. Con el pronunciamiento en la Pedrera, "se ha hecho frente a la ficción y a la falsedad que el mundo económico y empresarial está en contra", clamó.

Lo que ocurre es que Mas se refería a 'empresarios políticos", o, en otras palabras, a directivos de organizaciones patronales, con muchos años de bagaje y que se han otorgado –como ocurre con los sindicatos-- la representatividad de todo un colectivo.

Estaba Antoni Abad, presidente de Cecot, una patronal sólida de pequeñas y medianas empresas del Vallès. Y también Josep González, al frente de Pymec. ¿Son ellos los empresarios representativos del mundo económico en Cataluña? Abad coqueteó con Mas para ser conseller tras las elecciones de 2012. Finalmente, en los comicios del 27S no irá en las listas de Junts pel Si, pero se especuló con ello hasta el último momento.

Foment, en el otro lado

¿Es representativo también el economista Joan B. Casas, decano del Colegio de Economistas, también presente en el acto? ¿O el colectivo Femcat, un loby empresarial con clara vocación política?

Mas admitió que hay "otros empresarios" que están en contra del proceso independentista, pero añadió que constituyen una representación "no mayoritaria"

Ahora bien, la gran patronal no estuvo presente. Y ha mostrado un distanciamiento durante todo el proceso. Se trata de Foment del Treball, la que impulsó en el siglo XVIII y XIX medidas proteccionistas en España para que la industria catalana saliera adelante sin competencia.


Antich, de moderador

Y Foment es la que firma los convenios colectivos. Es la que representa al conjunto del empresariado, con Cecot integrada en Foment. Antoni Abad, este mismo jueves, le reprochaba a Joaquim Gay de Montellà, con quien ha tenido diversos desencuentros en los dos últimos años, que en Foment existe una pluralidad que el presidente de la gran patronal no quiere destacar.

Pero la posición de la patronal ha sido firme, pese a algunos conatos de rebeldía por parte de Eusebi Cima, que ha perdido la interlocución como representante de Fepime, tras un conflicto administrativo.

Lo mismo ocurrió con los economistas presentes. Jordi Galí, catedrátivo de la Universitat Pompeu Fabra; o Xavier Sala-Martín, el economista de Cataluña, presente en todos los medios de comunicación públicos de la Generalitat. O Miquel Puig, que ha abrazado el independentismo. No podía faltar el moderador del acto, José Antich, el ex director de La Vanguardia, convencido en 2012 de que iba a facilitar la mayoría absoluta a Artur Mas. Antich se equivocó, y Mas se dejó 12 diputados.

Para el president, sin embargo, todos los presentes representan a la mayoría de empresarios en Cataluña. El 27 se sabrá. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad