Un establecimiento de McDonald's en Vigo. Foto: Roi González Villa/CC0 (dominio público)

McDonald's salva fuera lo que pierde por escándalos en EEUU

stop

Las ventas de la cadena de comida rápida caen un 27% en EEUU por el escándalo reciente de las ensaladas con lechuga contaminada

Barcelona, 26 de julio de 2018 (18:03 CET)

El escándalo de la lechuga contaminada en las ensaladas de McDonald's en EEUU provocó que las ventas en los restaurantes propiedad de la compañía en ese país se desplomaran un 27% durante el segundo trimestre de 2018.

La empresa facturó entre abril y junio 4.590 millones de euros (5.354 millones de dólares), un 12% menos que en el segundo trimestre de 2017, cuando facturó 5.188 millones. Sin embargo, el beneficio fue un 7% más alto que hace un año y se situó en 1.283 millones de euros.

McDonald's logró un impulso final gracias a un salto en las ventas internacionales, pero no pudo maquillar el impacto de su más reciente polémica en EEUU. Las acciones del restaurante de comida rápida bajaron cerca del 1,86% en la Bolsa de Nueva York después de la presentación de los resultados.

McDonald's retiró más de 3.000 ensaladas de sus restaurantes por la lechuga contaminada

El minorista de servicios alimentarios líder en el mundo tuvo que retirar alrededor de 3.000 ensaladas de sus restaurantes porque el departamento de salud pública de EEUU detectó un brote de ciclosporiasis por parásitos en su luchuga, que se transmite en materia fecal.

Los Centros para el Control de Enfermedades dijeron la semana anterior que detectaron al menos 163 casos en restaurantes de McDonald's en diez estados. La empresa tiene más de 37.000 restaurantes en 100 países y es dueña de más del 90% de sus establecimientos.

McDonald's gana un 10% más en el primer semestre

La cadena de "fast food" ganó durante los primeros seis meses de 2018 un 10% más que en el mismo periodo de 2017, hasta los 2,462 millones de euros (2.872 millones de dólares) en todo el mundo. Además del disparo en las ventas internacionales, la compañía se benefició de una tasa impositiva más baja en EEUU.

No obstante, la facturación en el primer semestre cayó un 11% hasta los 8.994 millones de euros (10.493 millones de dólares), frente a los 10.050 millones del mismo periodo de 2017. El beneficio neto por acción fue de 3,62 dólares (el 14% más), frente a los 3,17 dólares del primer semestre del año anterior, cuando ganó 2.237 millones de euros.

El consejero delegado de la multinacional, Steve Easterbrook, hizo énfasis en los resultados del negocio internacional y "el progreso que estamos logrando en EEUU". "Marcamos 12 trimestres consecutivos de ventas comparables positivas, y confiamos en que estamos ejecutando la estrategia correcta para lograr un crecimiento rentable a largo plazo", dijo.

Hemeroteca

Franquicias McDonald's
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad