Mena recomienda a los líderes sindicales “que escuchen” a propósito del cierre de Yamaha

stop

El 'conseller' reconoce que el pasado 22 de diciembre, con el cambio de dirección de la factoría de Palau-solità i Plegamans, fue informado de la retirada de la multinacional

27 de enero de 2011 (14:43 CET)

El conseller de Empresa y Ocupación, Francesc Xavier Mena, ha puesto en pie de guerra a los sindicatos y al comité de empresa de la factoría de Yamaha de Palau-solità i Plegamans. En una entrevista en TV3, el ex profesor de Esade ha admitido que conocía la intención de la multinacional nipona de marcharse del Vallès Occidental desde el pasado 22 de diciembre, “cuando la dirección catalana se retiró de la empresa tras 22 años”. En este sentido también ha afirmado que “Nissan, que es mucho más importante, decidió quedarse” para disipar dudas sobre una posible oleada de cierres de empresas japonesas.

Unas declaraciones que crispan más el ambiente tras otro polémico discurso realizado el miércoles, durante una comida con los jóvenes empresarios de Aijec: “Me reuní con los líderes sindicales importantes y les dije: ¿habéis pagado alguna vez una nómina? ¿habéis estado en paro alguna vez? Como dijeron que no, les contesté que debían escuchar”. Entonces también destacó que los 417 empleados que perderán su puesto pueden optar a una de las 100 plazas ofrecidas en la factoría de Saint-Quentin por la multinacional o plantearse trabajar en otros negocios que se han mostrado interesados por los terrenos de Yamaha, como Mango y Estampaciones Sabadell.

Asimismo, para los que finalmente se tengan que marchar les recomienda que hagan “exigencias económicas” pues Yamaha “no es una empresa en pérdidas”. En cuanto a los puestos de trabajo relacionados con la actividad productiva que se lleva a cabo en factoría de Palau-solità i Plegamans, el conseller les dio un mensaje de tranquilidad porque los nipones mantendrán la red comercial.

Concentración en 'Treball'

Para mostrar su enfado con la gestión de Mena, a las seis de la tarde los trabajadores de Yamaha se concentrarán en la conselleria de Empresa y Trabajo. A esa misma hora está convocada una reunión del comité de empresa con el político, a petición de este último.

“Por primera vez en la historia, un conseller ha vulnerado los derechos de los trabajadores”, ha lamentado el representante de CCOO en Yamaha, Óscar Rivera. También ha tachado la actuación de la compañía de “vergonzosa” por no haberles proporcionado ningún dato sobre el plan social ni ninguna fecha ni calendario de reuniones.

Una realidad que aumenta su enfado con Mena, a quien también recriminan el pacto sobre los 100 empleos en Francia. “No puede hablar con la empresa cuando no hay ningún expediente sobre la mesa y no ha informado a los trabajadores”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad