stop

Mercadona reforma 1.000 supermercados para ubicar a carniceros que corten la carne al gusto del cliente

Madrid, 30 de agosto de 2017 (13:30 CET)

Mercadona da un nuevo vuelco en el modelo de venta de carne al transformar 1.000 supermercados. Incorporará a carniceros de toda la vida que cortarán las piezas al gusto del cliente. Tras varios cambios de modelo, la cadena de Juan Roig cree haber hallado el sistema ideal para la carne.

Venderá todo lo que se pueda en bandejas porque evita colas y agiliza la venta. Pero también ha decidido dar una alternativa a quienes quieren carne a medida, a esos consumidores más acostumbrados a la carnicería de barrio.

Mercadona prioriza la carne en bandeja pero extiende la opción del corte a medida

En lugar de un pollo entero, un pollo cortado según el gusto del cliente. O pechugas fileteadas o por despieces. Para encontrar el esquema intermedio, Mercadona reforma 1.000 tiendas en toda España que incorporan los llamados “servicios de acabado”.  

El consumidor deberá elegir la bandeja de carne y llevar al carnicero el producto para los cortes. Se trata de un servicio sin coste y que Mercadona ampliará en los próximos meses a todos sus establecimientos. El nuevo giro comenzó con una prueba piloto en un supermercado de Altea (Alicante) en octubre de 2015.

Tras comprobar su funcionamiento, comenzó la expansión del modelo en octubre de 2016 y ahora el sistema funciona en 1.000 de los más de 1.600 supermercados de la cadena.

Las raíces de Mercadona están en las carnicerías

Mercadona ha probado varios sistemas de carnes en los últimos años. La compañía ha decidido suprimir los mostradores y ha optado sólo por la venta en bandejas. Pero, con esta medida, suaviza la supresión de los carniceros.

Otra maniobra en la vida de la cadena que constantemente cambia para calibrar resultados. Es un modelo de innovación constante hasta encontrar el modelo que funcione. La obsesión con la carnicería perfecta no es casual en una cadena de supermercados que fue creada por un carnicero.

Roig erigió su emporio sobre la base de ocho carnicerías que heredó de su padre a principios de los años ochenta. De esas tiendas, surgió una cadena de ultramarinos que se fue transformando en la primera cadena de supermercados de España, con una participación de mercado de más del 23%, muy por encima del resto.

El dilema de los productos frescos

Con este cambio, Mercadona culmina un ciclo de transformaciones en todo su modelo de frescos que incluyen las reformas de pescadería, fruta y horno.

También modificó su sistema logístico para comprar pescado en las lonjas con sus propios camiones. Posteriormente decidió un modelo de compra de fruta de proximidad y continuó con una reforma de los productos de panadería y bollería.

En los hornos ahora se exponen productos del día en mostradores transparentes e individuales: cruasanes, pizzas, empanadas argentinas y panecillos.

En paralelo a la reforma de las carnicerías, la empresa también avanza hacia reformas más profundas con su nuevo modelo de tienda que incorpora todas las innovaciones en frescos y que busca ahorro energético de 40%.

Este año se reformarán 126 establecimientos y se espera que en 2023 toda la red esté renovada.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad