Sección de frutas y verduras de un supermercado de Mercadona

Mercadona vende la leche más cara y (casi) la más barata

stop

La cadena de supermercados vende la leche más cara de todo el mercado con la leche Pascual y casi la más barata con su marca Hacendado

Madrid, 08 de septiembre de 2018 (04:55 CET)

Mercadona se ha posicionado en los extremos con su estrategia de precios en leche. La cadena de supermercados de Juan Roig, que ha escalado hasta copar el 25% del mercado, vende la leche de primeras marcas más cara que el resto de supermercados, incluso por encima de supermercados como El Corte Inglés.

Pero, para hacer notar la gran diferencia con su marca blanca Hacendado, la empresa da salida como nunca a su leche Hacendado con un precio rompedor, sólo superado por ofertas agresivas como las de Carrefour.

La leche es un producto más que estratégico para los supermercados. Para ningún supermercado es un secreto que una diferencia de pocos céntimos puede suponer que una familia opte por elegir un supermercado u otro. Por eso Mercadona ha ubicado su leche Hacendado en el tope de las más baratas del mercado.

La leche semidesnatada, la que mayor crecimiento en ventas ha experimentado en los últimos años según las cifras del ministerio de Agricultura, cuesta en Mercadona 0,59 euros el litro. El precio, por supuesto, corresponde al producto envasado bajo la etiqueta de Hacendado.

El precio sólo es superado en algunas ocasiones por la leche de marca blanca de Carrefour que, en estos momentos, se vende en 0,57 euros el litro. El resto de marcas blancas de los supermercados son siempre más caras.

La cadena DIA la vende en 0,60 euros, el mismo precio que Aliada, la marca blanca más barata de El Corte Inglés, y 12 céntimos por debajo de la marca El Corte Inglés, la marca homónima de la cadena de supermercados y que se supone de mayor calidad.

La leche Pascual más cara

Pero en las leches de marca propia, esas que luchan por un mercado cada vez con caídas más pronunciadas, Mercadona se ubica en la franja contraria: vende la leche más cara que cualquier otro supermercado.

En la categoría de leches semi-desnatadas, por ejemplo, la cadena valenciana sólo vende dos marcas: Pascual en toda España y Llet Nostra en algunas tiendas. El precio de un litro de leche Pascual cuesta 0,89 en Mercadona. La diferencia de precios con el resto de supermercados es abismal.

DIA vende la misma leche en 0,75, es decir, 15 céntimos más barata. Carrefour, El Corte Inglés y Alcampo  la venden en 0,82, siete céntimos por debajo del precio de Mercadona.

La estrategia en el lineal parece evidente. Mercadona quiere priorizar de forma clara la venta de su marca blanca por encima del resto de las (escasas) marcas propias que todavía sobreviven en el supermercado. Y la diferencia en el precio así lo demuestra: 0,59 euros de la marca propia frente a 0,89 euros de la marca del fabricante, la mayor brecha del mercado.

Las consecuencias comerciales parecen claras. Las marcas tradicionales de leche no ganan para remontar una caída de mercado que ya acumula 17 años consecutivos. Mientras, Hacendado se posiciona en la cabeza del mercado.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad