Microsoft, el pasaporte a Miami para la catalana Bismart

stop

EXPANSIÓN INTERNACIONAL

La compañía catalana Bismart conquistará las Américas

en Barcelona, 01 de agosto de 2015 (20:56 CET)

Tres hombres deciden montar su propia empresa. Tienen experiencia previa, cada uno en su campo. Se decantan por el negocio del Big Data, un concepto que ahora suena mucho, pero que por aquel entonces --en 2009-- era un tanto desconocido. La compañía es Bismart y, ahora, seis años después, factura dos millones de euros y se ha convertido en partner de Microsoft. En breve, y gracias al gigante tecnológico, estos tres socios se adentrarán en otros continentes, empezando por el americano. Esta internacionalización ayudará a aumentar los ingresos.

La compañía abrirá una oficina en EEUU. No se ubicará en Silicon Valley, tampoco en Nueva York. Será en Florida, más bien en Miami. Y, ¿por qué Miami? "Hemos conseguido un proyecto allí de la mano de una multinacional y, además, pensamos que sería también un buen punto para atacar Latinoamérica", explica el CEO de Bismart, Albert Isern.

Un centenar de empleados

La nueva delegación norteamericana está previsto que abra sus puertas en 2016. Y no será la única. Los tres cerebros que se encuentran detrás de esta empresa catalana también apuntan hacia Bruselas y Catar. Y, aunque no será a corto plazo, tampoco descartan instalarse algún día en Sudamérica.

De momento, el equipo de Bismart está compuesto por unas 70 personas, pero la cifra va creciendo y la previsión es que el próximo año ya sean un centenar de trabajadores. "Tenemos a más de 40 clientes", subraya Isern, quien asegura que la empresa es rentable desde el primer día.

Pero, ¿cómo llega una empresa nueva a ser socio de un monstruo como Microsoft? Bismart aporta a las empresas soluciones ágiles, cruzando los datos correctos para que se tomen las mejores decisiones. Y se puso en contacto con este gigante para darle a conocer sus servicios. Desde entonces, han caminado juntos durante seis años.

Dos padrinos de nivel

Bismart desarrolló en sus inicios una app para ayudar a los que visitan Barcelona a gestionar su tiempo, indicándole cuál es la mejor hora para ver la Sagrada Familia, dónde puede comer en un lugar próximo y qué autobús o metro debe coger para aprovechar al máximo su estancia en la capital.

Así empezó y desde entonces no ha dejado de crecer, gracias en gran parte, a Microsoft. Pero la compañía que fundó Bill Gates no es el único padrino de la firma catalana. También la marca Barcelona ayudó mucho a impulsar el negocio. "Los servicios que ofrecemos a la ciudad han sido nuestra carta de presentación", añade Isern.

'Partner' tecnológico

Microsoft, por su parte, pone su tecnología al servicio de los partners, como Bismart, aunque no actúa como socio capital. Trabajar con una compañía de estas dimensiones es para los chicos de Bismart una experiencia "espectacular" porque, aseguran, lo más importante es el equipo humano.

Esta compañía catalana arrancó con recursos propios y alguna ayuda económica extra que se ha obtenido a posteriori. Porque si hay algo que esta firma tiene claro es que: "La tierra es para quien la trabaja. Microsoft nos proporciona la harina y nosotros hacemos el pastel", concluye el CEO. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad