Microsoft prescinde del 14% de su fuerza laboral tras quedarse Nokia

stop

Bruselas solicita el una reunión urgente con la cúpula del gigante tecnológico para obtener más detalles del despido de 18.000 personas en un año

El consejero delegado de Microsoft, Satya Nadella | ED

17 de julio de 2014 (17:11 CET)

Microsoft ha encontrado la fórmula de digerir la adquisición de Nokia: el despido del 14% de su plantilla. El gigante tecnológico dirigido por Satya Nadella ha anunciado que la medida será inmediata e implicará la salida de 18.000 personas de su plantilla mundial. La inmensa mayoría, unas 12.500 personas, serán eliminados mediante las “sinergias y la alineación estratégica de Nokia Devices and Services”. 
 
El detalle exacto de cómo se repartirá la afectación no se ha publicitado. Los directivos de Microsoft se han limitado a indicar que el proceso generará un cargo antes de impuestos de entre 813 y 1.182 millones de euros en los próximos cuatro trimestres. Ha contabilizado tanto los despidos e indemnizaciones (entre 554 y 591 millones de euros) como los otros cargos relacionados con activos (entre 259 y 591 millones). 
 
Reunión en Bruselas
 
La Comisión Europea ha sido la primera en solicitar un encuentro con la cúpula de Microsoft para conocer cómo impactará la medida en la economía de los 28 (la tasa de desempleo es uno de los dolores de cabeza de Bruselas, especialmente en los países del sur). 
 
El comisario de Empleo, László Andor, asegura que también quiere explorar con la tecnológica las ayudas que la UE puede entregar a los empleados afectados.

Anuncio por correo
 
Nadella ha informado del ajuste a sus trabajadores mediante un correo electrónico. El ejecutivo reconoce que ya ha iniciado la amortización de los primeros 13.000 empleos afectados y que todos ellos serán tratados “con el respecto que merece por su contribución a esta empresa”. 
 
“Os prometo que avanzaremos en este proceso de la forma más atenta y transparente posible”, subraya el directivo. Microsoft adquirió Nokia el pasado 25 de abril. Dejó claro que la adquisición implicaba un plan de reestructuración para modernizar procesos y diseñar modelos de negocios más ágiles y eficaces.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad