Miquel Valls: “España es un país atractivo y pertenece a Europa”

stop

DEBATE SOBERANISTA

09 de noviembre de 2013 (16:41 CET)

En los últimos meses se ha producido un cambio en la clase empresarial. Las patronales siguen con cautela el proceso soberanista, pero algunos responsables empresariales se han destapado. Uno de ellos es el presidente de la Cambra de Comerç, Miquel Valls, que nunca se ha caracterizado, precisamente, por salidas de tono o por posicionamientos que pudieran ir en sentido contrario a la línea del Govern de la Generalitat, fuera con CiU o con el tripartito.

La defensa de Valls del mundo empresarial siempre se ha centrado en dos cuestiones: la financiación de la Generalitat y las infraestructuras catalanas. Pero en las últimas semanas, Miquel Valls ha querido dejar claro que a las empresas no les gusta la inseguridad jurídica, la incertidumbre. Este sábado, en el programa Converses, de la Cadena Cope, ha sido tajante respeto a las oportunidades que todavía ofrece, a su juicio, el conjunto del estado español. “España es un país atractivo, hemos vivido una crisis muy dura, pero España es atractiva, tiene seguridad jurídica, dentro del mundo occidental, que pertenece a Europa”.

Valls, incluso, ha asegurado que España está ahora, “en la mejor posición en la línea de salida para la recuperación”.

La entrada en la UE

Hace sólo unas semanas, en la Llotja de Mar, en la sede de la Cambra de Comerç, Valls aseguraba que la economía catalana no puede vivir “de espaldas a la Unió Europea”, evidenciando el problema del movimiento independentista y es que no puede asegurar que una Catalunya independiente pueda formar parte de la UE desde el primer minuto.

Valls ha criticado también esta semana los presupuestos del Govern de Artur Mas, al entender que se trata de unas cuentas “voluntaristas”, porque cuenta con la privatización de activos que todavía no ha concretado.

Pero el presidente de la Cambra ha querido ahora incidir en que la posible consulta soberanista que quiere convocar el Govern de Artur Mas debería contar con el acuerdo del Gobierno central, siguiendo la Constitución, y dentro de la legalidad. Y, una vez constadado ese principio, como responsable de la Cambra, Valls considera que no se debería decir nada mas. “No diremos nada más, son los políticos los que han de definir el futuro, y nosotros defenderemos los intereses de Catalunya y respetaremos lo que decidan los representantes políticos”, ha asegurado.

El pago a las farmacias


Una de las cuestiones que preocupan más a los empresarios es que el choque institucional acabe perjudicando a las empresas, y a los proveedores de las administraciones. Valls ha entrado en la polémica sobre las farmacias, y ha repartido culpas. Para el presidente de la Cambra, las dos administraciones, la del Gobierno central y la catalana, “deberían ser mucho más conscientes de los sufrimientos del sector privado, especialmente de los farmacéuticos, que deben cumplir con su obligación, que es una necesidad vital”.

Pero, ¿quién tiende la culpa de que no cobren? “Al 50% entre las dos administraciones”, según Valls.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad