El presidente de la Mutualidad de la Abogacía, Enrique Sanz Fernández-Lomana, en su intervención ante la asamblea general. Informó que la entidad ha perdido 54 millones de euros por la crisis del Popular. / MUTUALIDAD DE LA ABOGACÍA

La crisis del Popular no hace ni cosquillas a la Mutualidad de la Abogacía

stop

El presidente de la mutua de abogados tranquiliza a los afiliados por los 54 millones que han perdido: sólo supondrá perder medio punto de rentabilidad este año

Josep Maria Casas

Economía Digital

El presidente de la Mutualidad de la Abogacía, Enrique Sanz Fernández-Lomana, en su intervención ante la asamblea general. Informó que la entidad ha perdido 54 millones de euros por la crisis del Popular. / MUTUALIDAD DE LA ABOGACÍA

Barcelona, 20 de junio de 2017 (06:55 CET)

La Mutualidad de la Abogacía ha perdido 54 millones de euros con la crisis del Banco Popular. No obstante, su presidente, Enrique Sanz Fernández-Lomana, minimiza el golpe. Asegura que estas pérdidas representan tan sólo el 0,7% de las inversiones y que únicamente supondrán una reducción de menos de medio punto en la rentabilidad de este año.

La entidad cuenta con más de 194.000 mutualistas. Todos ellos son abogados y familiares. Unos 54.000 (el 27%) residen Madrid, otros 34.000 (17,5%) en Andalucía, 24.000 (12,3%) en la Comunidad Valenciana, 19.000 (9,8%) en Cataluña, 10.500 (5,28%) en Galicia y en menor número en el resto de comunidades españolas, según datos facilitados por esta mutualidad.

En su discurso ante la asamblea general de la Mutualidad de la Abogacía del pasado sábado, Sanz Fernández-Lomana informó de la pérdida de 54 millones de euros que tenían en acciones del Popular. No obstante, lanzó un mensaje de “tranquilidad” porque aseguró que esta situación no afecta “ni a la solvencia ni al patrimonio”. Insistió en que la “fortaleza” de la mutua les permitirá neutralizar las pérdidas ocasionadas por el Popular, que limitó a una reducción de menos de medio punto en la rentabilidad de este 2017. No afectará a futuros ejercicios.

Al cierre de 2016, la entidad disponía de acciones, depósitos y bonos en el Popular que, en conjunto, representaban un 2% de las inversiones. En abril, se cancelaron los depósitos y los bonos, pero se mantuvieron los 54 millones de euros en acciones, que equivalen al 0,7% de las inversiones. Ahora estudian la interposición de acciones judiciales por este quebranto.

Datos contra las dudas

El presidente abrumó con datos para disipar dudas sobre su gestión. Las aportaciones de los mutualistas ascendieron el año pasado a 598,4 millones de euros, un 12,5% más que en el ejercicio anterior. El volumen de ahorro (provisiones) alcanzó los 5.941 millones de euros, un 12,73% más. El valor contable de la cartera de inversiones es de 5.973 millones, aunque elevan el valor de mercado de estos activos hasta los 7.400 millones.

En 2016 compraron bonos por más de 588 millones de euros nominales con una rentabilidad media del 4,54%. Entre las operaciones a largo plazo efectuadas, destacan las de Repsol (70 millones de euros, a un 5,5%, con vencimiento en 2031), Banco Sabadell (25 millones, al 5,62%, en 2026), Sacyr (21,3 millones, al 5,25%, en 2023) Indra (25 millones, al 3,5%, en 2026), Cellnex (50 millones, al 4%, en 2032) o Telefónica (150 millones, al 4%, en 2051).

Mutualidad de Abogados: compra bonos de Telefónica, Repsol, Cellnex, Indra, Sabadell y Sacyr

Pese a los datos y a las llamadas a la tranquilidad, algunos mutualistas se preguntan porque no retiraron las acciones del Popular antes de que fuera demasiado tarde. El Confidencial recordó que Sanz Fernández-Lomana ejerció de abogado de la defensa del Popular en recientes procesos por las cláusulas suelo. Tan sólo lleva un año en la presidencia de la entidad mutualista. De los candidatos que se presentan a las elecciones al Colegio de Abogados de Barcelona, sólo uno respondió a la petición de este diario para exponer su opinión. Vanessa González es partidaria de emprender acciones legales contra el Popular, pero también de “estudiar a fondo” porque Mutualidad de la Abogacía se ha pillado los dedos.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad