Francisco Reynés, presidente ejecutivo de Naturgy, en la junta de accionistas de 2019

Naturgy, en modo compra: así será el nuevo plan estratégico de Reynés

stop

Naturgy presentará en otoño la segunda parte de su plan estratégico 2018-2022 pero ya ha dado pistas de por donde irán los tiros

Barcelona, 23 de julio de 2020 (04:55 CET)

Hace poco más de dos años que Francisco Reynés cambió el nombre a Gas Natural y presentó el primer plan estratégico de Naturgy, y el suyo en la compañía, en la que había aterrizado cuatro meses antes. Sin completar esa hoja de ruta que tenía que servir al grupo energético controlado por La Caixa para llegar hasta 2022, a medio camino lo va a reenfocar. En otoño presentará la “siguiente fase”, cuya gran novedad es que la compañía está preparada para salir de compras.

Naturgy anunció este miércoles, día en el que presentó sus resultados del primer semestre del año, marcados por la crisis del coronavirus, que después del verano “detallará su siguiente fase de transformación con una actualización de su hoja de ruta hasta 2022”. Matizó que mantiene los objetivos del plan estratégico 2018-2022, pero hay algunas novedades de las que la compañía ya ha ido dando pistas.

Mejorar todavía más las eficiencias, reducir el riesgo, una mayor apuesta por las renovables y un intachable compromiso con los accionistas y sus dividendos son las grandes líneas que guiarán a la energética los próximos dos años. La mayoría vienen de 2018 y solo es ahondar en ellos, si bien la apuesta por las energías limpias era algo en lo que en el plan presentado hace dos años no se hacía hincapié.

La gran diferencia entre el periodo 2018-2020 y el próximo bienio es la posición de Naturgy en un mercado que se prevé que se concentre. Mientras que hace dos años la doctrina era el ahorro, vender lo no rentable y centrarse en lo que da dinero para poder premiar a los accionistas –con el 40% de la empresa en manos de los fondos GIP y CVC– esta posición ha cambiado radicalmente. Con parte de los deberes hechos, el dividendo garantizado y dinero en caja, es hora de comprar.

Reynés ha pasado de vender y recortar en Naturgy a contar con 10.000 millones para compras

Reynés está convencido de que habrá “baile” en el sector. Es decir, compras, ventas y fusiones. Los fondos de inversión tienen unos ciclos y cuando los han cumplido, buscan comprador, lo que genera oportunidades. No hay más que mirar EDP, donde el fondo chino Three Gorges está desinvirtiendo y ha vendido los ciclos combinados y parte de la cartera de clientes en España a la francesa Total.

Naturgy espera más opciones como esta en España, Europa y Latinoamérica y cuenta con una caja de 10.000 millones de euros para afrontarlas. Reynés busca inversiones que reduzcan el perfil de riesgo de la compañía y que sean compatibles con sus objetivos de rentabilidad y de avanzar hacia la transformación energética, apostando por fuentes limpias. Esto no significa que no pueda vender alguna filial o participada; la rotación de activos sigue en la agenda, dependerá también de cómo respire el mercado.

La razón de este giro es que el presidente de la compañía considera muy adelantado el plan estratégico en cuanto a sus líneas principales, como la eficiencia y la simplificación de la estructura, por lo que cree que puede dar un paso hacia adelante. Además, ha dado un giro a la cúpula, con tres grandes áreas y tres fichajes que anunció hace dos meses, en la junta de accionistas, que se ha trasladado ya al resto de la organización y hacen que ya esté, a ojos de Reynés, preparada para los nuevos retos.

El presidente de Naturgy también ha logrado convencer a los fondos de que este es el camino ahora. CVC compró, junto con los March, el 20% de la compañía cuando Repsol decidió desinvertir. Reynés acababa de aterrizar y este cambio accionarial era un reto para él. El fondo confió en él por la generación de valor que prometió. Ahora que el dividendo está asegurado, y que la empresa goza de buena salud financiera, ni CVC ni GIP han protestado por el giro.

Las otras líneas de la estrategia de Naturgy hasta 2022

Naturgy ya ha adelantado que no va a cambiar todo en la segunda mitad de su plan estratégico. “No abandona sus objetivos fundamentales: la prioridad de la retribución al accionista, una estrategia industrial de creación de valor y crecimiento para cada uno de sus negocios, y sus compromisos en materia de ESG”.

Una de las líneas en la que más insiste es en reducir el perfil de riesgo, algo que ya ha iniciado. Concretamente, renegociando contratos de aprovisionamiento, tanto aprovechando sus vencimientos como de forma extraordinaria. También lo hará estableciendo mejores relaciones con las autoridades y los reguladores y rotando activos hacia aquellos con más futuros, es decir, las renovables.

Y es que los compromisos ESG son uno de los grandes ejes de la Naturgy 2020-2022. Junto con la posición compradora, es la otra gran novedad, no tanto porque no estuviera ya sobre la mesa sino por el énfasis que pondrá a partir de ahora. Además, es más que probable que ambas ambiciones se aúnen y que las compras de la compañía se focalicen en empresas o activos de cero emisiones.

El compromiso mediambiental es uno de los nuevos ejes de futuro de Naturgy, cuyas inversiones llegan a Australia

Dentro del campo ESG, que agrupa los terrenos medioambiental, social y de gobernabilidad –las siglas ESG son, en inglés, Environmental, Social and Governance–, el primero es el más importante. España y otros países se han comprometido con el cierre de las centrales de carbón, dentro de las estrategias de transición ecológica, y eso señala directamente a las empresas del sector, que deben dar un giro.

En este sentido, el año pasado anunció unas inversiones de 1.000 millones en renovables para la instalación de 1.100 megavatios, la mayoría vinculadas a las subastas eólicas y fotovoltaicas realizadas en 2018 en España. También tiene proyectos en otros países, como Australia, donde cuenta con 430 mw en construcción. Naturgy ha plasmado esta apuesta en un nuevo Plan de Política Ambiental Global

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad