José María Marín Quemada, presidente de la CNMC. ED
stop

Ambas empresas mantendrán sus planes estratégicos a pesar de la amenaza de Competencia

Madrid, 22 de julio de 2019 (09:30 CET)

La propuesta de la CNMC de recortar cerca del 20% la retribución de las redes de gas ha sido un golpe brutal para el sector, que trata, sin embargo, de defender sus objetivos. En este sentido, Naturgy y Enagás, dos de las empresas más afectadas por el movimiento de Competencia, que les ha costado multimillonarias pérdidas en bolsa, pretenden mantener el compromiso de cumplir “las principales metas” de sus planes estratégicos.

Según avanza Cinco Días este lunes, las dos compañías, que presentarán resultados antes de agosto, se aferrarán a su objetivos estratégicos, aunque ello las obligue “a optimizar y realizar esfuerzos operativos, así como a sacrificios adicionales”. Las dos retrasaron al momento de la presentación de resultados su valoración sobre el impacto de las circulares. Está previsto que Naturgy presente resultados este miércoles y Enagás lo haga el día 30 de julio.

En paralelo, las empresas eléctricas y gasistas trabajan para presentar sus alegaciones al recorte propuesto por la CNMC que termina el 9 de agosto. Así lo han confirmado compañías como Naturgy EnagásRed Eléctrica (REE), Endesa, Iberdrola EDP.  Las compañías tienen ya definido el argumentario para pedir un recorte más reducido. Se basa principalmente en la rentabilidad del servicio, que debe ser la correcta para no asustar a los inversores y para asegurar que las empresas pueden acometer las inversiones necesarias para mantener y renovar las redes. 

El recorte, sin embargo, ha sido bienvenido por las empresa industriales, que llevan demandando muchos años una rebaja de los precios del gas, que les permita ganar competitividad. Este grupo esgrime que una reducción de los precios energéticos es necesario para reducir cierres como los de Alcoa o Vestas.

Una visión estratégica sacudida por la incertudumbre regulatoria

En su visión estratégica 2018-2022, Naturgy se comprometió a repartir 6.900 millones como retribución a sus accionistas en cinco años: en 2018 la remuneración aumentó un 30% (hasta 1,3 euros por acción) y para años posteriores se fijó una subida anual mínima del 5% hasta llegar a 1,59 euros por acción en 2022. Además, se puso como objetivo para ese año un ebitda de 5.000 millones y un beneficio de 1.800 millones. No obstante, para cumplir los objetivos, se recurrirá a otras áreas (de negocios y países) para absorber el impacto que sufrirían sus activos regulados. 

Por su parte, el plan de Enegás, entre 2019 y 2023, también incluye la promesa de subir el dividendo un 5% al año hasta 2020 y el 1% entre este año y 2023. Además, mantendrá sus objetivos, aunque la empresa tiene una mayor concentración del riesgo que Naturgy en el negocio regulado.

 

Hemeroteca

Naturgy CNMC
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad