Reed Hastings, fundador y consejero delegado de Netflix, en Francia en 2016. Foto: EFE/GH

Netflix se ahorra 225 millones en comisiones de Apple

stop

Netflix, la app más rentable de la App Store, se rebeló contra Apple y dejó de cobrar sus suscripciones por medio de la app

Barcelona, 01 de enero de 2019 (12:30 CET)

Netflix decidió burlar el sistema de comisiones de la App Store de Apple y ahora canta victoria. La tecnológica se habría ahorrado hasta 256 millones de dólares (casi 223 millones de euros) por saltarse el llamado "impuesto Apple" en la tienda de aplicaciones, a la que eludió en los últimos meses.

Netflix habría recaudado 743 millones de euros en 2018 en la App Store, de los que Apple se habría dejado cerca de 225 millones. Pero el gigante mundial del streaming, que durante el primer semestre redirigió los cobros a su plataforma en unos 30 mercados, expandió la medida al resto del mundo en el segundo semestre.

Antes de empezar a cobrar sus suscripciones directamente, sin pasar por la tienda de Apple, Netflix (la app más rentable de la App Store) estaba generando unos 2,1 millones de euros diarios. A Apple, que se deja un 30% de las transacciones, le correspondían unos 700.000 euros por día solo por permitir la venta de Netflix en su plataforma.

Se estima que la app de Netflix ha generado unos 1.300 millones de euros a la App Store hasta la fecha, con una comisión para Apple que superaría los 390 millones.

Las tecnológicas evitan las comisiones de Apple y Google

Netflix también se rebeló este año contra Google Play, desde donde ya no permite a los nuevos suscriptores realizar pagos. Pero la compañía no es la única que le da la espalda a las principales tiendas de apps para ahorrarse esta suerte de "impuesto"; es una tendencia en el sector tecnológico.

Amazon, por ejemplo, no permite la compra o alquiler de series y películas a través de la app de Prime Video, sino que pide a sus clientes formalizar las transacciones en su web. Lo mismo hace Spotify, que redirige a los suscriptores del paquete prémium a su propia plataforma, en lugar de cobrar directamente desde la app.

Otro caso popular fue el del popular videojuego Fortnite, que se saltó la Play Store de Google para evitar la comisión del 30% que se deja el gigante tecnológico. Se estima que Google perdió unos 44 millones de euros por culpa de Fortnite.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad