Concejales de Madrid, entre ellos José Manuel Calvo, en un acto sobre la remodelación de la plaza de España

''Ni chopped para el bocadillo'', lamentan los pequeños constructores de Madrid

stop

La industria auxiliar ve desaparecer al 60% de las subcontratas mientras Manuela Carmena se escuda en la judicialización y el urbanismo sostenible para detener numerosos proyectos

Juan Carlos Martínez

Concejales de Madrid, entre ellos José Manuel Calvo, en un acto sobre la remodelación de la plaza de España

Madrid, 10 de marzo de 2016 (01:00 CET)

Una cosa es que no se construya como hace diez años, en plena burbuja inmobiliaria. Y otra, muy distinta, que prácticamente no se haga nada, como está ocurriendo en Madrid desde hace unos meses, desde que el equipo dirigido por Manuela Carmena se puso al frente de la alcaldía. Y las consecuencias empiezan a cobrarse un reguero de damnificados entre las empresas auxiliares de la construcción.

La situación, además, no tiene viso alguno de solución. "No queremos más demagogias, que no nos vengan con esas mesas de reuniones para todo que no sirven para nada", lamenta Manuel Lyon, secretario general de la Asociación de Empresario Excavadores y Transportistas de la Construcción de la Comunidad de Madrid (Amaexco), tras  la reunión que representantes de diversas asociaciones empresariales han mantenido con el concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo.

"El resultado de las elecciones tiró abajo las expectativas que teníamos de recuperarnos un poco. Ahora ya no sabemos qué va pasar", comenta Lyon. Porque, ni comen ni dejan comer.

No salen adelante los grandes proyectos, y, además, están poniendo obstáculos a la poca iniciativa privada que intenta ponerse en marcha. "Desde octubre estamos viendo cómo están parando las licencias de edificación desde octubre del año pasado sin motivo aparente", asegura el secretario de Amaexco. Muy molesto con la respuesta de Calvo, en el sentido de que todo se debe a modificaciones en los procesos informáticos y a la escasez de personal.

Argumentos recurrentes para respaldar el parón

Un argumento un tanto peregrino, creen los empresarios, que se une a los ya conocidos –en los  que se escuda el edil de Urbanismo cada vez que tiene ocasión– de que las causas de paralización de los grandes proyectos urbanísticos se relacionan o con los procedimientos judiciales en los que están inmersos, o, directamente, con las diferencias de criterio respecto a la manera de entender el urbanismo. Ahora, en clave de desarrollo sostenible.

"Hasta ahora, mal que bien, íbamos aguantando", comenta Manuel Lyon, pero, en muchos casos, y tirando de casticismo, asegura que "ya no tenemos ni chopped para meter en el bocadillo".

Sensación de que el Ayuntamiento no va a hacer nada

A la reunión con José Manuel Calvo, además de los representantes de las empresas excavadoras y de la patronal Aecom, acudieron los de otros sectores auxiliares de la construcción, como los de prefabricados de hormigón u hormigón preparado. Y todos salieron con la misma percepción, que el Ayuntamiento de Madrid no va a mover un dedo para incentivar la actividad.

En grandes cifras, la paralización del sector de la construcción en la Comunidad de Madrid se traduce en una reducción brutal al PIB regional, del 15% hace siete años a apenas el 5% que registra ahora. Disminución que ha provocado la desaparición del 60% del tejido de las subcontratas en los últimos siete años.

Consecuencias

En el caso concreto de Amaexco, apenas están operativas 150 de las casi 500 empresas de excavadoras de las censadas en 2008. Es lógico. Las 1.000 toneladas de áridos que ahora se extraen de las canteras cada día, lo hacían en apenas una hora al inicio de la crisis.

Y, también de manera gráfica, se ha pasado de mover millones de metros cúbicos de tierras a solo cientos de miles, en el mismo periodo comparado. Otra consecuencia derivada de esta situación se relaciona con una maquinaria cada vez más obsoleta que, en el mejor de los casos, lleva diez años sin renovarse.

La operación Chamartín o la de Mahou Calderón, la remodelación de la plaza de España, la reforma del estadio Santiago Bernabéu o la puesta en carga de trabajo de los desarrollos urbanísticos que quedaron a medio hacer o pendientes de acometer –como el de Campamento sobre los terrenos que han quedado liberados tras la demolición de los antiguos cuarteles–, son algunas de estas actuaciones que han quedado paralizadas, o por las causas judiciales o por la negativa del actual consistorio a que se lleven a cabo con las antiguas premisas urbanísticas.

Calvo toma nota y poco más

"Se cree que está por encima de los demás", es una de las conclusiones a las que los empresarios llegaron tras la reunión con el concejal José Manuel Calvo, y llevándose la sensación de que no va a mover un dedo para cambiar sus postulados.

Una estrategia que, como ocurre con la remodelación de la plaza de España, pasará por lo que los ciudadanos decidan qué es lo que se puede o no hacer. "El nuevo urbanismo será participado para evitar los desmanes del pasado" o "queremos que cada ciudadano/a dibuje su sueño de la Plaza de España y que el resultado sea el dibujo de un sueño colectivo", son algunos de los tuits que, en relación con este asunto, subía esta semana el concejal a su página de Twitter.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad