Un Nissan Pulsar en exposición en el Bangkok International Motor Show. | EFE

Nissan confiesa un 'dieselgate' en sus fábricas japonesas

stop

Nissan revela irregularidades con los controles de emisiones contaminantes en la mayoría de sus plantas en Japón

Barcelona, 09 de julio de 2018 (14:19 CET)

El escándalo del dieselgate salpica a Nissan. Cuando la industria del automóvil todavía se recupera del impacto causado por la confesión de Volkswagen de que trucó vehículos para falsear las pruebas de gases contaminantes, ahora es el fabricante japonés el que ha revelado irregularidades en las revisiones de emisiones de gases contaminantes de sus vehículos y manipulación de los informes de inspecciones en la mayoría de sus plantas japonesas.

Según la empresa, tras una investigación interna descubrió que en cinco de las seis plantas con las que cuenta en Japón se desviaron de sus protocolos internos y falsificaron algunos resultados de los vehículos en las pruebas de emisiones. Se elaboraron, reconoce Nissan, "informes de inspecciones basados en valores de medición alterados". En concreto, se alteraron las condiciones de temperatura, humedad ambiental o velocidad a la que se someten los vehículos en las pruebas, e incluso en algunos casos se modificaron los resultados de las pruebas. 

El fabricante automovilístico ha precisado que la manipulación no afecta a la seguridad de los vehículos, que cumplen con los estándares de emisiones de la normativa nipona, y ha explicado que las irregularidades se produjeron para cumplir con los estándares internos de la empresa, más estrictos que los que impone la legislación del país.

Desplome en bolsa de Nissan

La compañía, que también ha reconocido que algunos trabajadores realizaron las pruebas sin contar con el permiso necesario, ha anunciado que lleva a cabo una investigación "completa y exhaustiva" de los hechos, incluidas las causas y los antecedentes, para aplicar "las contramedidas apropiadas". Nissan cayó en la Bolsa de Tokio el 4,56% al cierre de la sesión de este lunes, solo tras anunciarse la convocatoria de la rueda de prensa para explicar las irregularidades detectadas.

En cuanto al número de vehículos afectados, asciende a 1.171, producidos entre 2013 y hace pocas semanas, según el documento enviado por Nissan al ministerio de Tierras, Infraestructura, Transporte y Turismo de Japón. Las irregularidades no afectan a los coches exportados al extranjero, solo a los vehículos comercializados en Japón.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad