Los trabajadores de Nissan protestan ante los concesionarios más importantes del área de Barcelona. Foto: Efe

Nissan replica al Gobierno: no hay nada que hacer para salvar BCN

stop

El presidente de Nissan Europa asegura que “las presiones de gobiernos y sindicatos no cambiarán la decisión del cierre en Barcelona”

Barcelona, 09 de junio de 2020 (16:58 CET)

Por mucho que se empeñen Gobierno y Generalitat en sus declaraciones, Nissan no dará marcha atrás con el cierre de su fábrica de la Zona Franca. A pesar de las declaraciones de políticos de Madrid y Barcelona asegurando que "un futuro con Nissan es posible", los directivos de la compañía se encargaron, una vez más, de echar por tierra esta posibilidad.

En una ronda de entrevistas con medios españoles --entre los que no estaba Economía Digital--, el presidente de Nissan Europa, Gianluca De Ficchy, advirtió que: "Las presiones de Gobierno y sindicatos no cambiarán la decisión del cierre en Barcelona".

El ejecutivo admitió que comprendía "las presiones", pero que no tenían sentido. "La decisión está meditada, no se ha tomado a la ligera y se basa en un estudio de viabilidad económica". "No hay alternativa viable para el futuro de la planta en Barcelona ni incluyendo las ayudas significativas de Gobierno y Generalitat", avisó.

El presidente de Nissan Europa dijo que había escuchado la propuesta del Ministerio de Industria de que la empresa asignase un coche eléctrico a la fábrica barcelonesa, pero finalmente se deshechó. "El problema de Barcelona es de sobrecapacidad. Daimler nos comunicó que dejaba de producir su pick up, lo que condicionaba la viabilidad de la fábrica, pues el modelo suponía el 50% de los coches sacados a la carretera", explicó.

Nissan rompe con la Generalitat

La falta de sintonía entre la cúpula de Nissan Europa y las administraciones es evidente. De hecho, la consellera d'Empresa, Àngels Chacón, aseguró hace dos semanas que a partir de ahora se obviará cualquier intento de comunicación de la cúpula continental por el "desprecio" realizado a la Generalitat.

A las declaraciones de Chacón se sumaron las del presidente de la Generalitat, Quim Torra, que salió a la palestra para insistir en que Nissan se quedará en Barcelona. En una comparecencia en el Parlament, el representante autonómico aseguró que el único plan del Govern “es luchar para que Nissan se mantenga”.

Torra sostuvo que no existe un plan B. "El Govern de Cataluña no tiene un plan B. Tiene plan A, que es luchar para que Nissan se mantenga", afirmó en la sesión de control de la oposición.

La Generalitat hizo frente común con el Ministerio de Industria, que en sus declaraciones públicas también se mostró partidario de que "un futuro de Nissan en la Zona Franca con un modelo eléctrico todavía es posible" a pesar de que no hay ningún modelo pendiente de asignación.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad