Orange da el primer golpe a Vodafone en la guerra del fútbol

Orange da el primer golpe a Vodafone en la guerra del fútbol

stop

La compañía gala anuncia que captó 46.000 clientes de televisión durante el tercer trimestre

Barcelona, 25 de octubre de 2018 (19:17 CET)

Los últimos resultados de Orange son una clara traducción de la declaración de intenciones de la compañía: liderar la captación de clientes de valor a través de los contenidos que aportan más ingresos. Es por ello que la operadora gala se hizo con 46.000 clientes de televisión entre julio y septiembre, en un trimestre marcado por la guerra de tarifas por el fútbol, de la que Vodafone salió este año y por la que todos los analistas apuntaron que sus rivales le robarían clientes.

La cifra anunciada en la mañana de este jueves por Laurent Paillassot, consejero delegado de Orange en España, forma parte del total de 400.000 clientes potenciales que los expertos calcularon que tenía Vodafone en riesgo de fuga. Al respecto, Orange calculó que podría hacerse hasta con un 50% de ellos, es decir, aproximadamente 200.000 clientes. 

La carrera es larga. Falta por ver qué impacto tienen las últimas ofertas comerciales de Orange, en las que ofrecía de manera limitada (durante un mes) un descuento del 50% en los partidos de la Champions durante toda la temporada actual. El motivo de su durabilidad, según Paillassot, es que estas prácticas no son sostenibles en el tiempo. 

Las ofertas que sí continúan para hacerse con todo el fútbol  — la Liga Santander, la Copa del Rey y la UEFA Champions League— van desde los 74 euros mensuales hasta los 107. Algunas de ellas son la Love Esencial (74,38 euros al mes), Love Sin Límites (72,79 euros al mes), Love Familia Esencial (93,38 euros al mes) y Love Familia Total (107,96 euros al mes) 

¿Seguirá Orange erosionando la base de clientes de Vodafone? Seguramente, aunque queda por ver qué papel juega el otro rival del sector que ofrece todo el fútbol, Telefónica, que mostrará sus cartas el próximo miércoles 31 de octubre. La compañía azul avanzó una tregua en las ofertas agresivas y reconsideró su política comercial, para más tarde anunciar una reconfiguración de sus tarifas, modificando el número de paquetes contratables y subiendo el precio en alguno de ellos. 

Orange enfría su crecimiento

La otra cara de los resultados de Orange es un estancamiento en el crecimiento. El motivo es que la compañía, al igual que parte del sector, ha pagado por la otra guerra, la de tarifas low cost, que se ha trasladado a las ingresos por "solo móvil" o "solo fijo".

La primera partida, la "solo móvil", reportó a la compañía 918 millones de euros, un 0,8% menos que en el mismo periodo del año anterior y un 1,9% menos durante el tercer trimestre. Lo mismo sucede con las "solo fijo", cuyos ingresos cayeron en el acumulado anual y en el trimestral.

Ambos descensos fueron compensados por los ingresos de los paquetes convergentes, los que aúnan ambos servicios. Crecieron un 3,6% en los nueve primeros meses del año, hasta 1.603 millones de euros, mientras que en el tercer trimestre fueron de 539 millones en tercer trimestre, un 0,8% más.

Por todo eso la facturación global de Orange España alcanzó los 3.974 millones de euros durante los primeros nueve meses de 2018, un 2,9% más que en el mismo periodo del año anterior, con un aumento del 1,4% durante el tercer trimestre, hasta los 1.340 millones de euros.

Hemeroteca

Movistar Orange Vodafone
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad