Panasonic desembarca en Ficosa antes del cierre formal de su fusión

stop

ADQUISICIÓN DEL 49% DEL CAPITAL

El consejero delegado de Ficosa, Xavier Pujol (derecha), junto a la sede de la compañía

en Barcelona, 14 de junio de 2015 (23:19 CET)

Los trabajadores de la factoría de Ficosa en Viladecavalls (Barcelona) sumaron nuevos compañeros esta última semana. Un grupo de empleados de Panasonic desembarcó en la sede central del grupo de componentes de la automoción para poner en marcha los nuevos proyectos técnicos que se impulsarán en el centro de trabajo tras la unión de ambos grupos. El inicio de operaciones se produce antes de que se produzca el closing de la fusión.

Fuentes cercanas a la empresa familiar señalan que el contrato se firmará como muy tarde en tres semanas pero, si se quería cumplir con el plan de negocio, los grupos de trabajo debían iniciarse antes de la rubrica. El objetivo es que los primeros productos diseñado conjuntamente estén en el mercado tras las vacaciones.

El régimen de visitas y el intercambio de información es "bilateral". De entrada, se ha puesto el acento en las sinergias entre ambas compañías en desarrollar sistemas de visión para los vehículos.

Avance de capital

Si el contrato no llega a buen puerto, algo que desde el grupo controlado por la familia Pujol descartan, ambas empresas cuentan con sus respectivas salvaguardas. Especialmente en el apartado económico, ya que Panasonic ha avanzado parte de su compromiso económico para adquirir el 49% de Ficosa.

El inicio de operaciones se ha podido poner en marcha gracias a esta aportación, indican las mismas fuentes.

El montante final de la adquisición se desvelará en el momento de la firma, aunque el entorno de la multinacional nipona avanzó el pasado septiembre que se cerraría por unos 180 millones de euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad