Pimec recurre el reparto de representatividad patronal de Felip Puig

stop

La 'conselleria' de Empresa i Ocupació defiende la asignación que realizó para cumplir con una sentencia del Tribunal Supremo

Joaquim Gay de Montellà (i), Eusebi Cima (c) y Josep González (d) | ED

07 de abril de 2014 (20:57 CET)

Pimec ha presentado un recurso ante la Generalitat de Catalunya para que la conselleria de Empresa i Ocupació asigne de nuevo la representatividad que deben tener las patronales en los órganos de negociación. La organización de la pequeña y mediana empresa catalana liderada por Josep González aún no ha recibido la respuesta del Ejecutivo. Fuentes del departamento encabezado por Felip Puig (CiU) avanzan que su resolución defenderá la decisión que se tomó en 2013.

Los mismos interlocutores recuerdan que el nuevo rumbo de las mesas de diálogo no se hizo por gusto del conseller. Fue una sentencia del Tribunal Supremo la que marcó el nuevo mapa patronal de Catalunya. A partir de ese momento, es tierra de tres organizaciones: Foment del Treball, Fepime y Pimec. Por lo que la Generalitat no puede atender las peticiones de González.

Debate interno

Pimec ha declinado pronunciarse sobre el recurso. El comité ejecutivo de la patronal tacha de “interno” el debate que mantuvo antes de llevar esta cuestión al Govern.

Fuentes del entorno de la cúpula señalan que, más que ganar peso en las negociaciones futuras, el verdadero objetivo de González seria minimizar el papel que juega en el nuevo escenario Fepime. La organización encabezada por Eusebi Cima también defiende los intereses de las pymes catalanas, pero está integrada en la patronal de las grandes corporaciones, Foment del Treball. Pimec considera que les quita su propio espacio y, a la larga, saldrá perdiendo.

Pulso entre patronales

El intento de modificar el reparto de la representatividad es un capítulo más del pulso entre las organizaciones empresariales catalanas. Foment, Pimec y Fepime han chocado en varias ocasiones y también se han intentado fusionar sin éxito tres veces. Las patronales abandonaron el tercer intento de unirse a mediados del pasado marzo.

Tradicionalmente, la Generalitat marcaba que Foment del Treball ostentaba el 75% de las sillas de los órganos de negociación y Pimec otro 25%. La organización presidida por Joaquim Gay de Montellà fue la principal damnificada del reparto firmado por Puig. Se quedó con un 60%, mientras que Cima consiguió otro 15%. El Govern otorgó a Gonzalez el 25% restante. La misma parte del pastel que controlaba hasta la fecha.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad