psa general motors

PSA arriesga 2.200 millones en la deficitaria marca europea de GM

stop

PSA cierra la compra de Opel Europa y Vaxhaull, la marca británica de GM, para crear el segundo fabricante de vehículos en el continente

Barcelona, 06 de marzo de 2017 (12:00 CET)

Este fin de semana, a las puertas del salón de Ginebra, la noticia se confirmaba: Opel Europa y Vauxhall, la marca en el Reino Unido, formarán parte desde ahora del grupo francés de automoción PSA Citroën. La operación de compra se cerrará finalmente por 2.200 millones de euros, según han confirmado este lunes PSA y General Motors (GM), hasta ahora propietaria de Opel Europa, a través de un comunicado conjunto difundido al mismo tiempo en París y Detroit, sedes centrales de cada uno de los gurpos.

El resultado de esta adquisición es un gigante automovilístico que se aupará como segundo fabricante europeo de vehículos, con una cuota de mercado aproximada del 17%, por detrás de Volkswagen. La compra se desglosa en dos partes. Por un lado, PSA se hace con las marcas Opel y Vauxhall a cambio de 1.300 millones de euros. Pero además la compañía francesa desembolsará otros 900 millones por la filial financiera de GM en el continente.

Opel arrastra desde hace años una delicada situación contable, que desde hace 16 años lastra anualmente con números rojos a su hasta ahora matriz estadounidense. En 2016 la compañía registró pérdidas por 242 millones de euros. Según los cálculos de PSA, la integración en su grupo permitirá a Opel superar los graves problemas de rentabilidad por los que atraviesa. En concreto, de acuerdo a la nota difundida, el conglomerado francés espera obtener unas sinergias de hasta 1.700 millones de euros anuales de cara a 2026

PSA espera que Opel/Vauxhall logre un margen operativo corriente --beneficio obtenido por cada unidad de coche producida-- del 2% en 2020 y del 6% en 2026.

Incertidumbre en las plantas españolas

La gran incógnita que ahora se abre es saber qué impacto tendrá esta operación en las plantas que ambos grupos tienen en Europa. En el caso de España hablamos de tres fábricas: las dos que el grupo francés tiene en Madrid y Vigo y la de Opel en Figueruelas (Zaragoza). En la planta gallega, la más importante por volumen de producción, la noticia ha desatado ciertos nervios ante la “incertidumbre” sobre cómo resolverán las dos empresas las duplicidades derivadas de la fusión.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad