Puig gana la primera batalla contra los imitadores de perfumes

stop

La justicia de Alicante condena al grupo de franquicias Equivalenza a dejar de plagiar los productos de la multinacional

Marc Puig, presidente del grupo y tercera generación de la empresa fundada en 1914

04 de febrero de 2014 (19:41 CET)

El Grupo Puig ha iniciado el año con una victoria judicial importante a su favor. El tribunal de Marca Comunitaria número 1 de Alicante (Comunidad Valenciana) ha dado la razón a la compañía familiar dedicada al sector de moda en su defensa de los derechos de distribución de varios perfumes. La perdedora es una de las franquicias que más ha crecido en España en el último año: Equivalenza.

A partir de ahora, los establecimientos de esta marca no podrán comercializar perfumes inspirados en firmas que gestiona Puig. Nombres con cifras de comercialización muy positivas como Paco Rabanne o Nina Ricci.

Competencia desleal


El éxito de la red de franquicias está en que por unos 10 euros se puede adquirir un perfume muy parecido al de las grandes marcas. Los propietarios cuentan con material publicitario y tablas de equivalencia (de aquí su nombre) en el que se relacionan las fragancias con royalty y su imitación.

Puig denunció que este procedimiento se aprovechaba indebidamente “del prestigio de dichas marcas y, además, es constitutivo de actos de competencia desleal en la modalidad de publicidad comparativa no leal”, afirma en una nota remitida a los medios. El juez les ha dado la razón en una resolución del pasado 28 de enero que se ha divulgado este martes.

Jurisprudencia

La primera consecuencia legal para los franquiciados es retirar la publicidad y la comercialización de perfumes inspirados en cualquier marca que controle Puig. Además de las anteriormente citadas, la compañía catalana también ostenta los derechos de comercialización en España de las fragancias de Valentino, Comme des Garçons, Prada, Carolina Herrera, Antonio Banderas o Shakira, entre otros. Eso sí, no todos estos productos se podían encontrar en los establecimientos Equivalenza.

El peor impacto de la sentencia se verá a medio y largo plazo. Los tribunales de Alicante han sentado jurisprudencia en este campo, el de las marcas blancas de perfume. Abre la puerta a nuevos litigios y dificulta la continuidad de un modelo de negocio en este sentido.

Alcance en toda Europa

El grupo de moda de la familia Puig asegura que la infracción tiene “alcance en toda la Unión Europea”. Señala que es la primera resolución en un tribunal de marca comunitaria en la que “se protege a los titulares de marca y se ofrece tutela concurrencial frente a la creciente práctica de la perfumería de equivalencia haciendo uso de marcas ajenas”.

Con todo, Equivalenza aún puede presentar un recurso y continuar con el litigio. Esta compañía tiene la sede social en Zaragoza y cuenta con 500 establecimientos en 10 países distintos. En Catalunya, el headquarter de los Puig, su negocio ha crecido a tal ritmo que a finales de año los encargados de márketing, logística y desarrollo del producto se trasladaron a un edificio de más de 3.000 metros cuadrados en el polígono Gran Vía del Hospitalet del Llobregat (Barcelona). Muy cerca del recinto de Fira Barcelona.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad