Puigdemont abre la mayor brecha de salarios públicos en España

stop

El incremento de 6.487 euros brutos anuales que recibirá la cúpula de la Generalitat supone hasta el 40% de la retribución media de algunos funcionarios

Carles Puigdemont habla en el parlamento catalán. / EFE

Barcelona, 22 de noviembre de 2016 (06:00 CET)

Los sindicatos advierten de que el gobierno de Carles Puigdemont ha aumentado la brecha salarial entre la cúpula directiva y los funcionarios. En la reunión de este lunes de la mesa de la función pública, amenazaron con llevar las movilizaciones a la calle.  

Los responsables del área pública de los tres principales sindicatos catalanes coinciden en el mismo diagnóstico: en su primer año de gobierno, Puigdemont ha ensanchado la "brecha salarial" entre los que más cobran y los que menos. Así se expresan Xesús González (CCOO), Carlos Villalante (UGT) y Assumpta Barbens (IAC-Catac).  

Tal como avanzó Economía Digital, los consejeros de la Generalitat se han beneficiado este último año de un incremento salarial del 1%, al igual que el resto de funcionarios, y han recuperado la paga extraordinaria de Navidad que se suprimió en 2011. Por este motivo, su salario bruto anual ha pasado de 103.176 a 109.663 euros. Cada consejero cobrará 6.487 euros más.  

Estos 6.487 euros suponen entre el 10% y el 40% de las retribuciones de los funcionarios de la Generalitat, dependiendo de su categoría, según datos oficiales. Para los que menos cobran, el grupo E-8, que corresponde a auxiliares que perciben 16.211 euros brutos anuales, el incremento de los consejeros equivale a un 40% de su sueldo.

Para los funcionarios que más cobran, el grupo A-30, correspondiente a jefes de sección con una retribución de 66.674 euros, equivale a casi un 10%, según las tablas salariales del departamento de Gobernación. La nueva diferencia entre los salarios más altos y los más bajos generaría la mayor brecha de sueldos públicos en España entre las grandes administraciones.

Salario medio de un funcionario catalán

Este medio se dirigió al departamento de Meritxell Borràs para conocer el salario medio de un funcionario de la Generalitat, pero no ofrecieron ninguna información. No disponen de este dato.

No obstante, si se tiene en cuenta que las remuneraciones del personal alcanzan los 5.253 millones de euros, según los presupuestos de la Generalitat para 2016, y que el número de funcionarios asciende a cerca de 220.000, según datos de Gobernación, se desprende que el salario medio rondaría los 23.500 euros brutos anuales.  

Este importe prácticamente coincide con los 23.000 euros que apunta Carlos Villalante, secretario de política institucional de la UGT. En su opinión, "no es de recibo que el incremento salarial de los consejeros para este año suponga una cuarta parte del sueldo de un funcionario medio".

Clamor contra los salarios de la cúpula  

Xesús González, coordinador del área pública de CC.OO, indica que el problema no es el incremento del 1% ni la recuperación de la paga de Navidad, sino el hecho de los consejeros y altos cargos de la Generalitat ya tenían unos sueldos "excesivos". Assumpta Barbens, secretaria general de IAC-Catac, constata que con Puigdemont se "agranda" la brecha salarial.

Barbens añade que no sólo los consejeros, sino todo su entorno cobra sueldos desmesurados. Su sindicato intenta abolir o reducir el complemento de dedicación exclusiva, por el que desde 2001 reciben un incremento del 11%. En 15 años, no han conseguido que los altos cargos se lo recorten.  

En la última reunión de la mesa de la función pública, la Generalitat propuso a los sindicatos una congelación de los sueldos de los funcionarios para el próximo año. Desde los sindicatos no se acepta, "de ninguna manera", la congelación salarial, más aún cuando los consejeros van a recuperar esta Navidad una paga extraordinaria que se abolió hace cinco años.

Movilizaciones

Un portavoz de IAC-Catac apunta que si la Generalitat se mantiene "en sus trece" habrá movilizaciones de funcionarios en las calles. Estos sindicatos están preparando, cada uno por su cuenta, informes para poner en evidencia la brecha salarial en la administración catalana.

González añade que algunas de las promesas que ha lanzado Puigdemont están vacías de contenido. En el parlamento catalán, en el debate de política general del pasado octubre, el presidente anunció la convocatoria de 7.000 nuevas plazas de funcionario.

En este sentido, González precisa que, de estas plazas, 6.000 ya están ocupadas por interinos y tan sólo 1.000 serían de nueva creación. "Así no vamos a ningún sitio", indica el sindicalista. En la Generalitat trabajan unos 40.000 interinos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad