Doce directivos de la Generalitat cobran más que los consejeros

stop

El grupo socialista exigirá que se cumpla a rajatabla la ley que limita los salarios de los directivos del sector público

Josep Maria Casas

Carles Puigdemont y Oriol Junqueras en el Parlamento catalán. EFE/Alejandro García
Carles Puigdemont y Oriol Junqueras en el Parlamento catalán. EFE/Alejandro García

Barcelona, 16 de noviembre de 2016 (06:00 CET)

Doce directivos de empresas y entidades del sector público de la Generalitat cobran sueldos superiores a los de los consejeros del gobierno de Carles Puigdemont. Además, otros cuatro ingresan exactamente la misma retribución, fijada en 109.663 euros brutos anuales, y dos reciben un euro menos.  

Tal y como establece la ley 2/2014, que regula los sueldos de los altos cargos del sector público, las retribuciones íntegras del personal directivo "en ningún caso pueden ser superiores a las fijadas para el cargo de consejero de la Generalitat".

En una reciente respuesta parlamentaria, la titular de gobernación, Meritxell Borràs, asegura que "no se está incumpliendo la ley", aunque el PSC sospecha que no se ha aplicado a los directivos que ya ejercían el cargo con anterioridad a la entrada en vigor de ésta normativa.  

La diputada socialista Alicia Romero subraya que todos los directivos del sector público de la Generalitat son cargos eventuales que deben regirse por la ley 2/2014. Romero considera que ninguno puede cobrar más que un consejero. Precisamente, éste tope salarial se introdujo a través de una enmienda de ERC, que en estos momentos forma parte del gobierno de Junts pel Sí.

Romero anuncia que presentarán iniciativas para que se cumpla a rajatabla la normativa de sueldos de directivos durante la tramitación de los presupuestos de la Generalitat.

Los sueldos de la cúpula de Ferrocarriles

Los sueldos públicos más abultados corresponden al área de las infraestructuras y transportes. El presidente de Ferrocarriles de la Generalitat, Enric Ticó, cobra más de 128.000 euros brutos anuales, y su director general, Pere Calvet, más de 136.000. El presidente del Instituto Catalán del Suelo (INCASOL), Damià Calvet, recibe más de 115.000 euros; el director de la Agencia Catalana del Agua (ACA), Jordi Agustí, 114.000; el director de la Agencia de Residuos de Cataluña, Josep Maria Tost, 110.000; y el gerente del Consorcio del Puerto de Mataró, Joan Bellavista, 132.000 euros.  

En el área de sanidad, cobran más que el consejero Toni Comín el director de la Fundación del Hospital de Sant Pau, Albert Salazar, con 120.000 euros; el de la Fundación del Hospital Vall Hebron, Joan Xavier Comella, 110.000 euros; la gerente del Consorcio Mar Parque de Salud, Olga Pané, 126.000; y la directora de Barnaclínic, el negocio privado del Hospital Clínic, Catiana Cabrer, 122.000 euros.  

Otros dos directivos con sueldos superiores al de un consejero son Josep Ramon Sanromà, primer ejecutivo del Instituto Catalán de Finanzas (ICF), con una retribución de más de 119.000 euros; y Josep Maria Monfort, director general del IRTA, un instituto de investigación y tecnología agroalimentaria, que recibe 114.000 euros.  

Los que cobran exactamente lo mismo que un consejero

Otros cuatro directivos del sector público cobran exactamente los mismos 119.663 euros que un consejero de la Generalitat: Albert Gallart, director artístico del Teatro Nacional de Cataluña (TNC); Pere Torres, director general de la Autoridad del Transporte Metropolitano (ATM); Candela Calle, directora del Instituto Catalán de la Salud (ICS); y Josep Maria Campistol, director del Hospital Clínic de Barcelona.  

Curiosamente, dos directivos cobran un euro menos que los consejeros de los que dependen: Jaume Miranda, director del Instituto Cartográfico de Cataluña; y Joan Jaume Oms, presidente y consejero delegado de Infraestructuras de Cataluña, la antigua GISA, empresa que se ocupa de la gestión de la obra pública de la Generalitat.

Los directores de TV3, Jaume Peral, y el de Catalunya Ràdio, Saül Gordillo, casi tienen sueldo de consejeros de gobierno. Sólo les faltan 1.663 euros brutos anuales. 

La cúpula de la Generalitat recupera la paga extra de Navidad

Los consejeros y altos cargos de la Generalitat volverán a cobrar la paga extraordinaria de Navidad que el anterior presidente, Artur Mas, suprimió en 2011 para dar ejemplo de austeridad.  

Según la documentación que acompaña una respuesta parlamentaria de la consejera Meritxell Borràs a la diputada Romero, los altos cargos de la Generalitat también se beneficiarán éste año de un incremento salarial del 1% al igual que el resto de funcionarios.  

El único miembro del gobierno catalán que ha renunciado a estos beneficios es su presidente, Carles Puigdemont. Ha rechazado tanto el incremento del 1% como la paga extraordinaria de Navidad.

En contraposición a la cúpula de la Generalitat, los diputados del parlamento catalán continuarán con el sueldo congelado y sin la paga extra de Navidad. El gobierno catalán todavía adeuda una parte de la paga extra de 2012 a sus funcionarios. No prevé liquidarla en su totalidad hasta 2018.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad