RACC se queda solo para hacerse con Agrupació Mútua

stop

ADJUDICACIÓN

Sede central de Agrupació Mútua

25 de abril de 2012 (01:28 CET)

El proceso de adjudicación de Agrupació Mútua ha dado un vuelco el martes por la tarde. Fiatc ha anunciado por sorpresa que se retiraba de la puja por “coherencia con el proyecto inicial”, según informaron los portavoces oficiales de la compañía. Por ahora, la única que queda en la carrera para quedarse con el grupo intervenido es la sociedad Serenidad SL, una compañía participada en el 60% por Assurances du Crédit Mutuel (ACM), otro 40% por el Real Automóbil Club de Catalunya (RACC) y que cedería un 10% del capital para los mutualistas, en el caso de una eventual adjudicación.

La renuncia de Fiatc ya se ha interpretado en clave política. De hecho, fuentes internas de la aseguradora han dejado claro que su proyecto es el único que defendía la “catalanidad” de Agrupació Mútua. Unas palabras que, otros interlocutores cercanos a la compañía, interpretan como un dardo hacía la Generalitat. El Govern de Artur Mas no está involucrado oficialmente en el proceso, aunque fuentes conocedoras de la adjudicación aseguran que el Ejecutivo catalán sí que ha influido ante la dirección general de Seguros y Fondos de Pensiones.

Votación

Quien tiene la última palabra en este proceso son los mutualistas, que tendrán que votar qué oferta les parece mejor. Aún no se ha convocado la asamblea de socios de Agrupació Mútua. Con todo, la cúpula de Fiatc deja la puerta abierta. Sus portavoces no descartan reincorporarse al proceso de adjudicación una vez se hayan pronunciado los mutualistas si los mutualistas rechazaran la iniciativa conjunta del RACC y ACM.

Fiatc, que dirige Joan Castells, ha desistido de proseguir adelante, aunque a la vez se mantiene a la expectativa: esperan a conocer qué pasará en las próximas semanas. Comentan que, al final, podría ser que los socios de Agrupació Mútua tuvieran que decidir entre las dos opciones que han llegado hasta la recta final del proceso.

Oferta

La oferta del RACC y de ACM es mantener los 468 puestos de trabajo de Agrupació Mútua e invertir 200 millones de euros para hacer frente a las deudas de la compañía e impulsar su crecimiento. Para el grupo automovilístico catalán, la operación significará poner el primer pie en el sector de sanidad y para la francesa ACM, el desembarco significativo en España.

Ambos grupos ya colaboran en RACC Seguros, una compañía especializada en venta de primas para vehículos y para el segmento del hogar.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad