Reclamar propiedades confiscadas en Cuba será un gran negocio

stop

Una compañía barcelonesa especializada en reclamaciones de bienes abre una filial en Miami para captar a los norteamericanos de ascendencia española que perdieron sus propiedades con la Revolución castrista

Barack Obama antes de partir hacía Cuba en marzo pasado.

Barcelona, 09 de julio de 2016 (01:00 CET)

Se califica a si mismo de visionario. Jordi Cabarrocas sigue empeñado en recuperar las propiedades de los españolas confiscadas por la Revolución Cubana de Fidel Castro. Hace una década constituyó 1898 Compañía de Recuperaciones Patrimoniales SL y, ahora, ha puesto en marcha una filial en Miami con el mismo nombre, aunque con el añadido de LLC, propio de las sociedades limitadas norteamericanas.

1898 Compañía de Recuperaciones Patrimoniales LLC tiene su sede en un edificio de oficinas de Brickell, el distrito financiero de Miami. "¿Dónde si no?, ¡teníamos que estar ahí!", puntualiza Cabarrocas.

La filial norteamericana se dirige a las familias de este país que no pueden plantear sus reclamaciones amparándose en el Derecho Internacional de los Estados Unidos porque, cuando se les arrebató su patrimonio, no tenían esa nacionalidad. A estos ciudadanos norteamericanos de origen cubano, la empresa de Cabarrocas les ofrece la posibilidad de tramitar sus reclamaciones a través del Derecho Internacional español, siempre que puedan demostrar que sus antepasados eran españoles.

Más de un millar de posibles clientes en los EUA

Cabarrocas considera que existen más de un millar de familias en esta situación: ciudadanos norteamericanos de origen cubano y con ascendencia española que perdieron sus posesiones en Cuba con posterioridad a la Revolución del 1959.

Una veintena de familias norteamericanas de ascendencia española han firmado un contrato de representación con 1898 Compañía de Recuperaciones Patrimoniales LLC. Cabarrocas añade que mantienen contactos con casi 200 familias más que se encuentran en la misma situación.

En España, la matriz barcelonesa ha alcanzado los 250 contratos y está en conversaciones con cerca de 500 familias más.

BNP evalúa el patrimonio reclamado en 2.000 millones de dólares

Un reciente informe de BNP Paribas, uno de los partners de la compañía, calcula que el patrimonio que relaman estas 270 familias (250 españolas y 20 norteamericanas) estaría valorado en la actualidad en unos 2.000 millones de dólares.

Estas familias no abonan ningún importe en concepto de representación, pero, si la compañía que dirige Cabarrocas consigue sus objetivos, pagarán el 30% del valor de los bienes que consigan recuperar.

Una empresa que se lo juega todo a una carta

De momento, "sólo tenemos gastos, ningún ingreso", precisa Cabarrocas, quien añade que en esta aventura se lo juegan todo al éxito. Quizás por las informaciones aparecidas en los medios sobre las expectativas de negocio, han recibido la visita de inspectores fiscales, a los que se les ha aclarado que deberán esperar a que se produzcan cambios en Cuba.

"No tengo una bola de cristal para decir que pasará mañana", reconoce Cabarrocas, aunque está convencido que a Cuba le puede llegar a interesar revertir las propiedades incautadas. En su opinión, para captar capitales, deberá generar confianza en los inversores extranjeros y, para conseguirlo, debe garantizar la seguridad jurídica y la propiedad privada.

Obama ha disparado el optimismo

La nuevo clima en las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos, auspiciado por el presidente Barack Obama, ha disparado el optimismo sobre la posibilidad de reversiones de bienes incautados.

Desde ayer y durante todo el mes, Jordi Cabarrocas estará en Miami y en Washington para lanzar la filial norteamericana y mantener contactos sobre la reversión patrimonial. En Estados Unidos, cuenta con la colaboración de Latham & Watkins, uno de los principales despachos de abogados del país, y con Podesta Group, una agencia de lobby dirigida por John Podesta, que ha sido director de la campaña de Hillary Clinton para ser la candidata demócrata a la presidencia.

1898 Compañía de Recuperaciones Patrimoniales cuenta con más de noventa socios, en su mayor parte españoles sin ninguna relación con las familias que reclaman la recuperación de su patrimonio en cuba. La empresa dispone de una quincena de empleados y oficinas en Barcelona, Madrid y Miami. En Florida, abrieron una despacho hace tres años, pero, para ejercer funciones de representación en Estados Unidos, han optado ahora por crear una empresa filial al 100% de la catalana.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad