El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz. EFE/Javier Lizón

Repsol dispara beneficios hasta cifras récord

stop

Repsol gana 2.171 millones de euros hasta septiembre, el 37% más y la mayor cifra de la última década

Barcelona, 31 de octubre de 2018 (08:32 CET)

La subida del petróleo y los planes de eficiencia llevados a cabo por el equipo de Josu Jon Imaz han llevado a Repsol a su récord de beneficios de la última década. La petrolera española ganó 2.171 millones de euros entre enero y septiembre, el 37% más que en el mismo periodo del año anterior y la mayor cifra de los últimos diez años, según destacó Repsol en la información remitida a la CNMV.

Las cifras que miden específicamente la marcha del negocio apuntan a que 2018 está siendo un muy buen año para Repsol, que actualizó su plan estratégico para pasar de una fase de ajustes a una de expansión. El ebitda fue de 5.833 millones en los nueve primeros meses del año, el 24% más, mientras que el beneficio neto ajustado se elevó el 11%, hasta los 1.720 millones.

La petrolera que preside Antoni Brufau explica estas mejoras por varios factores: “El modelo de negocio integrado de Repsol continuó demostrando su flexibilidad y fortaleza, y contribuyó, junto con las medidas de eficiencia y creación de valor, a lograr este resultado”.

Además, el grupo no esconde el impacto positivo de la salida del crudo Brent, que cotizó de media un 39% más caro que en los primeros nueve meses de 2017. En cambio, los precios medios del gas cayeron el 8%.

Repsol mejora la producción

Repsol basó el crecimiento de su negocio en la producción. El negocio upstream, que agrupa la exploración y producción de petróleo y gas, más que duplicó su resultado, hasta los 1.015 millones de euros, por 487 de los nueve primeros meses del año pasado. La producción media de crudo subió el 4%, hasta los 713.000 barriles diarios.

En cambio, en el negocio downstream, que incluye el refino, suministro y comercialización de carburantes y gas natural licuado, registró peores beneficios. Su resultado neto ajustado cayó de los 1.431 hasta los 1.098 millones hasta septiembre. Repsol explicó este descenso a un “entorno debilitado” y a paradas de mantenimiento y mejora en varios complejos industriales.

Así, las ventas de productos petrolíferos –carburantes– se mantuvieron estables, mientras que las de petroquímicos –aceites, lubricantes, etc.– cayeron el 9,9% y las de GLP, el 1,7%.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad