El presidente de Repsol, Antonio Brufau

Repsol prosigue su 'rally' desinversor antes de presentar su plan estratégico

stop

ANTES DEL PRÓXIMO 15 DE OCTUBRE

desde Madrid, 30 de septiembre de 2015 (18:16 CET)

Repsol tiene prisa por desinvertir en activos no estratégicos, y se ha embarcado en los últimos días en una frenética carrera de venta de activos. Lo hace de cara a presentar el próximo 15 de octubre su nuevo Plan Estratégico 2016-2020 con los deberes ya muy hechos, ofreciendo garantías a los inversores de que los 2.000 millones de ingresos previstos se conseguirán sin mayores problemas.

Así, a los 325 millones de euros obtenidos la semana pasada por la venta del 10% de la distribuidora CLH, se suman ahora otros 652 millones que pagarán se han comprometido a pagar Gas Natural y Redexis Gas por parte del negocio de gas canalizado que poseía la multinacional petrolífera presidida por Antonio Brufau.

De esta manera, la compañía supera los 1.000 millones de dólares en desinversiones de activos no estratégicos que anunció tras la adquisición de la canadiense Talisman, con la que consiguió un importante aumento en la producción y la cantidad y calidad de sus activos, e inició un programa de optimización de su 'portfolio'.

Plusvalía de 367 millones

La operación de venta parcial de su negocio de gas canalizado, sujeta a la obtención de las correspondientes autorizaciones administrativas, generará a Repsol una plusvalía aproximada después de impuestos de 367 millones de euros.

Tras estas operaciones, Repsol mantiene una cartera de instalaciones de gas canalizado con capacidad de suministro para 141.535 clientes, de carácter regional, con los que continuará con su operativa habitual.

Duplica la producción de petróleo

Al mismo tiempo que acometía este programa de optimización de activos, Repsol ha alcanzado un récord de producción de 700.000 barriles equivalentes de petróleo al día, lo que supone un aumento del 97% respecto a los 355.000 barriles equivalentes de petróleo al día de media en 2014.

Este hito ha sido posible gracias a la incorporación de nuevos proyectos de producción en Estados Unidos, Canadá, Sudeste Asiático, Latinoamérica y Noruega, derivados en gran parte de la adquisición de Talisman.

La integración de la compañía canadiense también ha permitido a Repsol incrementar sus reservas un 55%, hasta alcanzar los 2.200 millones de barriles equivalentes de petróleo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad